aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Enrique de la Madrid Cordero

Oportunidades de proveeduría en la industria automotriz

Enrique de la Madrid Cordero es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, con una Maestría en Administración ...

Más de Enrique de la Madrid Cordero



08 de mayo de 2015

El común denominador en mi gira de trabajo en Corea y Japón, así como de mi reciente visita a las empresas en el estado de Coahuila, es el interés por incrementar la capacidad de producción de vehículos en México y la tendencia para desarrollar una red de proveeduría local.

Mientras que las grandes armadoras de vehículos incrementan sus inversiones en nuestro país y se han planteado la estrategia de garantizar el suministro de sus insumos con proveedores locales, las empresas establecidas en México han comenzado a evaluar lo que necesitan adecuar en sus procesos productivos para convertirse en proveedores directos de la industria automotriz.

El sector automotriz se ha consolidado como un motor fundamental para el crecimiento de nuestro país. México es el séptimo productor de ve-hículos en el mundo, el cuarto exportador de vehículos nuevos, quinto proveedor de autopartes y proveedor líder para Estados Unidos. Asimismo, 89 de las 100 principales empresas de autopartes cuentan con presencia productiva en México. La industria automotriz y de autopartes emplea a más de 645 mil trabajadores en México y genera más divisas que el petróleo, las remesas y el turismo juntos.

Desde diciembre de 2012 a la fecha, se han anunciado inversiones por 20 mil millones de dólares en la industria automotriz mexicana. Recientemente, Toyota anunció que destinará mil 300 millones de dólares para la construcción de su planta de producción en Apaseo el Grande, Guanajuato. A dicha inversión se le suman los mil 200 millones de dólares que anunció Ford para construir su planta de transmisiones en Irapuato, además de los mil 300 millones de dólares que invertirá en la ampliación de su planta de motores en Chihuahua. Así, el Bajío se convertirá en la principal región automotriz del país, con la presencia de las plantas de Mazda en Salamanca, Honda en Celaya, Hino Motors, General Motors y Volks-wagen en Silao.

Las inversiones en el sector automotriz se explican por nuestra posición geográfica, una amplia red de acuerdos comerciales, mano de obra calificada, así como un mercado interno con enorme potencial de crecimiento. Por ejemplo, en el primer cuatrimestre del año se vendieron más de 400 mil vehículos en el mercado mexicano, un incremento de 22% contra el mismo lapso de 2014, lo que contrasta con la caída de 25% en Brasil en el mismo periodo.

La industria automotriz ofrece una importante oportunidad para elevar el contenido nacional de nuestras exportaciones. Por ejemplo, se estima que la industria automotriz importa 700 mil toneladas anuales de acero. No obstante, en una reciente gira de trabajo en Coahuila tuve la oportunidad de visitar a importantes empresas del ramo metalúrgico y pude constatar que la planta productiva nacional tiene la capacidad para cubrir las necesidades de este creciente mercado.

Deacero es una empresa mexicana con ventas mayores a 2 mil 400 millones dólares, de las cuales 35% son por exportación. Cuenta con una capacidad de producción de 4.5 millones de toneladas de acero líquido y es el segundo productor de alambre más grande del mundo. También visité a Grupo Industrial Saltillo, el cual tiene una importante participación en el sector autopartes, en la fabricación de componentes para sistemas de transmisión y frenos.

Durante estas reuniones pude constatar el interés de la industria acerera para aumentar su participación en el sector automotriz, dada su capacidad para adecuar sus procesos productivos.

También visité a la empresa Aleaciones y Metales Industriales de Saltillo, una empresa mediana con una producción mensual de 3 mil toneladas de aluminio y que actualmente participa en el sector automotriz, produciendo componentes para pistones, cabezas y monoblocks. Esta empresa también mostró interés por ampliar su participación en la industria automotriz.

En la medida en que más empresas se integren a la cadena de proveeduría de los principales sectores industriales de México, como es el automotriz, se podrá aumentar el contenido nacional de nuestras exportaciones, generando con ello los empleos para miles de mexicanos bien pagados que tanto necesitamos.

Director general de Bancomext.
@edelamadrid
emadrid1@hotmail.com



PUBLICIDAD