aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Manuel J. Clouthier

Los enanos mentales y el poder

Ingeniero Industrial (ITESM) y empresario. ...

Más de Manuel J. Clouthier



ARTÍCULOS ANTERIORES


Ver más artículos

08 de mayo de 2015

El pasado miércoles 6 de mayo asistí a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), a la Facultad de Estudios Internaciones, invitado por el maestro Jorge Ibarra a tener una charla con sus alumnos del primer semestre. La semana anterior había asistido a la cátedra del maestro Moisés Reyes en la Facultad de Arquitectura a dictar una conferencia a los alumnos de recién ingreso de Diseño.

Anteriormente había sido invitado al Tec de Monterrey Campus Sinaloa como orador en el evento de MUNSIN (modelo de las Naciones Unidas) y había sido recibido por su director, Isidro Cavazos, y dicté la exposición “El perfil del nuevo mexicano que construiría el nuevo México”.

Ya antes había impartido una plática en la Escuela Libre de Derecho de Sinaloa, durante el proceso electoral titulada “Derechos humanos y candidaturas independientes”; en la que estuvo presente su rector y parte del personal docente.

Todo el preámbulo de participación de su servidor en universidades obedece a que las mismas, ya sea a través de sus alumnos, maestros o directivos, tienen la intención de que asista a platicar con los estudiantes, sobre diversos temas; sean estos cuestión empresarial y emprendurismo, derechos humanos y la lucha por las candidaturas independientes, análisis de la realidad económica y sus perspectivas, el perfil del nuevo mexicano, la función legislativa y su reto en el sistema político mexicano, narcotráfico y narcopolítica, etcétera. Un sinfín de temas de interés para dichas universidades y que yo con gusto he atendido las invitaciones; algunas incluso foráneas como han sido las de Nuevo León, Jalisco, Querétaro, entre otras. Todas estas conferencias las doy sin cobrar un peso, es mi aportación a la formación de la juventud mexicana.

Hoy también soy candidato independiente a la diputación federal por el 5to. Distrito de Sinaloa, pero tengo la capacidad de no mezclar y poder impartir dichas cátedras sin hacer proselitismo ramplón de “vota por mí”.

Como ya lo decía acepté la invitación del maestro Jorge Ibarra de la Facultad de Estudios Internacionales de la UAS, donde éste dio una introducción y me concedió la palabra ante los alumnos para comenzar una conferencia que buscaba hablarles a los jóvenes de la realidad y circunstancia que les toca vivir en el México actual y que les permitiera dimensionar el tamaño del reto y la responsabilidad que tienen, desde el momento que son parte de una élite con estudios universitarios en nuestro país. Después de media hora de charla, irrumpió una persona en el salón de clases para decir que yo tenía que abandonar las instalaciones de la institución educativa por ser candidato y que no podía estar ahí si no estaban también todos los otros candidatos.

Le dije que estaba impartiéndose una clase y que él estaba interrumpiendo, por lo que le pedía que abandonara el salón de clases él y dejara trabajar. Me dijo que yo no era maestro, que era candidato y que yo le faltaba al respeto a la institución. Al personaje de marras se le dijo que yo era invitado del maestro como conferenciante por lo que yo no violaba nada. Así pues, yo era un invitado del maestro quien es la autoridad en el salón de clases, a lo que el personaje contestó que él era la autoridad, y que él era el director de la facultad por lo que me pedía que abandonara las instalaciones, ya que yo no podía hacer proselitismo. Se le informó que era una conferencia, por lo que sí él tenía algo que reclamar lo hiciera al maestro ya que yo era invitado del maestro y no se estaba haciendo proselitismo. Pero el doctor Aguilar, como hace llamarse, insistió en que yo tenía que abandonar las instalaciones a pesar de ser un invitado, lo cual en cualquier parte del mundo es una grosería correr a un invitado.

Dejo constancia de que el autoritarismo está presente en México. A mí me corrieron de la universidad, a Carmen Aristegui de los medios de comunicación; quieren callar a los mexicanos, quieren que se escuche una sola voz y callar las voces libres y disidentes.

Me queda claro que los enanos mentales con poder hacen mucho daño al país producto de sus complejos. No permitamos el regreso del autoritarismo.

Empresario.
@ClouthierManuel



ARTÍCULO ANTERIOR Los enanos mentales y el poder
Editorial EL UNIVERSAL Duros contra autónomos


PUBLICIDAD