aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Paulina Lavista

Una imagen discreta

...





ARTÍCULOS ANTERIORES


11 de julio de 2014

3 de marzo de 1970 

Muy emocionada acompañé a Salvador a entrevistar a José Gorostiza. Su familia me pidió que fuera muy discreta porque al poeta no le gustaban las fotografías y menos enfermo y en bata, como estaba. Dejó el oxígeno (el tanque aparece a la izquierda de la imagen) para la entrevista. Yo tomé varias fotos, sentada, con la cámara en mi regazo. No quería yo ser conspicua ni interrumpir, de manera que no pude encuadrar adecuadamente, tuve que calcular más o menos, adivinando, razón por la cual esta fotografía no es muy afortunada, pero sí es un valioso testimonio de lo que me ha tocado vivir. La foto la pegó Salvador en su cuaderno y en esta ocasión escaneé directamente de la página 102 de su Diario. 

Salvador Elizondo escribe Cuaderno de Diario No. 25, páginas 100 y 102

3.III.70— Hoy fuimos a entrevistar a Gorostiza. Una entrevista tremendamente interesante.

La haré transcribir y la incluiré en mis cuadernos. Creo que con las declaraciones incluidas en esa entrevista basta para mandar a todos los periodistas —y también a todos los profesores— a chingar a su puta madre. Gorostiza me dijo como —no en donde— había escrito “Muerte sin Fin” (….)

Dice Gorostiza que “Muerte sin fin” es “una construcción”. Hablando de la labor del poeta dijo: “...lo que hacemos usted y yo” 

UNA CONSTRUCCIÓN.— Es exactamente el mismo método con el que estoy escribiendo “La estatua de Condillac”. Una construcción imposible. Cuando estas líneas aparezcan en letra de imprenta (sí es que aparecen ) ya habremos muerto Gorostiza y yo. 

TESTIMONIO. El momento en que Elizondo entrevista a Gorostiza



ARTÍCULO ANTERIOR Una imagen discreta
Editorial EL UNIVERSAL Environmental alternatives


PUBLICIDAD