aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Danilo Arbilla

Perú, pronósticos y candidatos



ARTÍCULOS ANTERIORES


Ver todos sus artículos
Nada más aventurado que hacer pronósticos políticos en Lima, como demuestran los resultados de las elecciones presidenciales de 2011

30 de diciembre de 2013

Los hechos lo confirman una y otra vez: nada mas aventurado que hacer pronósticos políticos en Perú. Si no, que lo diga el ex presidente Alejandro Toledo que a menos de dos meses de las pasadas elecciones del 2011 las encuestas lo daban como cómodo ganador y, sin embargo, no pasó a la segunda vuelta que disputaron el actual presidente Ollanta Humala y Keiko Fujimori, líder de la oposición e hija del ex dictador Alberto Fujimori, hoy en la cárcel cumpliendo una condena de 25 años de prisión y a la espera de una nueva sentencia por “ comprar“ o sobornar a la prensa chicha (diarios populares sensacionalistas).

Mucho más arriesgado aún es hacer pronósticos a casi dos años y medio de las próximas elecciones (abril del 2016). Y no de quién las va a ganar, sino meramente de quiénes serán los candidatos. Atreverse a afirmar, por ejemplo, que Nadine Heredia y Gastón Acurio lo serán. Sin embargo, no son pocos los que apuestan a que entre estos dos o uno de ellos y Keiko habrá de definirse la próxima presidencia. Las encuestas dicen que si hoy fueran las elecciones, la hija de Fujimori es la favorita (con entre el 27% y el 30%). La siguen muy de atrás los otros candidatos reconocidos como Pedro Pablo Kuczynski (ex ministro) con 12%, y más lejos García (8%) y Toledo, que casi ni figura.

Ambos ex presidentes con una alta desaprobación de los peruanos: 77 y 80%, respectivamente. La desaprobación para Keiko es de 59% (con una aprobación del 39%), pero es mayor para el presidente Humala (69%) con una aprobación en caída del 29%. Hay encuestas que dicen que si hoy se celebrara una puja entre los dos, los resultados serían diferente a los de junio del 2011, y ahora ganaría Keiko con amplia ventaja sobre Humala.

Pese a que no están en carrera y reiteradamente aseguran que no serán candidatos, Heredia y Acurio ya aparecen en las encuestas. Aquella con un apoyo del 13% (segunda) y Gastón con 6%.

A Nadine Heredia (37), la popular esposa de Humala, a quien algunos apodan de “la generala” y muchos afirman que es quien maneja varios, por no decir todos los hilos del gobierno, en las encuestas le va mejor que a su marido: aprobación-desaprobacion 39 y 55%. Ella, embajadora especial de la FAO en el año de la Quinua, ha negado que vaya a ser candidata, pero además esta impedida constitucionalmente. Esto, empero, no es tan claro: el espíritu de la norma restrictiva, como todos los peruanos saben, contradice la letra y esto marca una incertidumbre para una eventual “interpretación”, llegado el momento.

Acurio, reconocido y emblemático chef de la cocina peruana, es hijo de un ex senador y ex ministro, pero se ha dedicado de pleno a la gastronomía, y sus restaurantes son famosos en el mundo. Ha abierto cerca de 40 en por lo menos 11 países, y en el suyo tiene más de diez (entre los más conocidos Astrid&Gaston, La Mar, Panchita, Madam Tusan, Tanta). Hace unos días, Gastón alborotó el ambiente no desechando su candidatura para el 2016, lo que luego se apresuro a precisar descartando esa eventualidad.

Hace poco mas de tres meses eso se lo pregunte a Acurio. Estaba almorzando en su buque insignia —Astrid & Gastón— al que en la noche anterior habían elegido como el número 1 de los 50 mejores restaurantes latinoamericanos, y vino a saludar a nuestra mesa. Tras ponderarle el nuevo menú, denominado “El viaje” e inspirado en una travesía gastronómica desde Italia a Perú, desde Liguria al Callao, que se inicia con un Negroni de mandarina y maracuyá para gritar gol, e incluye dos docenas de pasos, (solo para citar dos: la Terrina de cuy y el antipasto de cebollas y alcachofas), le pregunte sobre “su candidatura”. “Mi candidatura, como la de Nadine —me respondió— es un invento lanzado por Alan García. Lo que yo aspiro y quiero hacer por mi país y por mis compatriotas —añadió— es mas fácil que lo haga como cocinero. Si me lanzo como político habrá muchos que me querrán pero también estarán los que no me van a querer y sin embargo, como cocineros me quieren casi todos”.

Y puede que haya sido, nomás, un invento de García para lanzarlos tempranamente al ruedo y así “quemarlos“. Pero esto no ha de ser fácil: se manejan muy bien, tienen carisma, sus propios discursos e imagen de candidatos. Habrá que esperar.

El autor es Miembro Consultivo de la Sociedad Interamericana de Prensa y del Comité Coordinador Mundial de Libertad de Prensa



Editorial EL UNIVERSAL Renovar los fideicomisos


PUBLICIDAD