aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Arturo Pueblita Fernández

El régimen de incorporación en materia fiscal

...





ARTÍCULOS ANTERIORES


26 de septiembre de 2013

Twitter: @ArturoPueblita

Los REPECOS comercializan bienes y prestan servicios al público en general, cuyos ingresos brutos (sin deducciones) no rebasan los dos millones de pesos. Bimestralmente pagan el 2% del total de sus ingresos brutos del periodo y dicho pago lo realizan a las Entidades Federativas y Municipios donde residen.

La razón de ser del régimen de REPECOS atiende no sólo a incentivar la actividad económica de estos microempresarios, sino también a facilitarles a las autoridades fiscales la recaudación, es decir, no es solamente en beneficio de los REPECOS sino también en beneficio del fisco, pues permite la recaudación sencilla y sin reglas complejas.

En la propuesta del régimen de Incorporación, no solamente se incrementa la tasa efectiva del impuesto (aunque tenga una exención temporal) sino que se incrementan considerablemente las cargas fiscales de los contribuyentes de este régimen.

Quienes opten por este régimen deberán emitir facturas electrónicas, llevar contabilidad, distribuir PTU a sus empleados, pagar sus compras e inversiones superiores a dos mil pesos en cheque nominativo para abono en cuenta, con tarjeta de crédito débito o servicios, presentar pagos bimestrales definitivos de ISR, retener el impuesto de sus empleados, pagar las cuotas obrero patronales y presentar una declaración informativa de ingresos y gastos, así como la relación de proveedores.

Los beneficios que según la exposición de motivos tendrán los contribuyentes en este régimen son los siguientes: acceso a la seguridad social, acceso a créditos del sistema financiero y exención de impuestos que se irá disminuyendo gradualmente en 6 años.

Es importante señalar que no obstante que en la ley se haga una proyección de exenciones de 100%, 90%, 70%, 50%, 30% y 10% en los primeros seis años, esta regla no está escrita con letras de oro y puede ser modificada en cualquier momento. No se nos olvide que en 2010 se señalaba que para 2013 regresaríamos a pagar el ISR a la tasa del 28%. Esto atiende a que la propia Suprema Corte ha sostenido que no existen derechos adquiridos en materia fiscal, por lo que de pasar así el proyecto, para 2015 podrían eliminar la exención.

Adicionalmente, es importante señalar que con el aumento de las obligaciones formales a los contribuyentes del régimen de incorporación, se suman diversos riesgos: el ser auditados, que se les impongan multas, ser sacados del régimen y que se determinen diferencias a su cargo.

Me cuesta trabajo pensar que el sector al que va dirigido el régimen de incorporación pueda cumplir con las obligaciones a su cargo. Difícilmente veo a los dueños de papelerías, pollerías, carnicerías, tortillerías, etc., emitiendo facturas electrónicas y pagando con cheque nominativo sus inversiones y compras.

Finalmente, ¿Cree usted que las personas que viven en la economía informal: tengan incentivos reales para darse de alta en el SAT y correr riesgos de ser auditados? Ellos gozan –y seguirán gozando– de una exención de facto al 100% y no por un año, sino permanente.

 

* Profesor de Derecho Público, Universidad Iberoamericana



PUBLICIDAD