aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ana María Salazar

Seguridad fronteriza con… ¿Guatemala?

Especialista en temas relacionados con derecho internacional, seguridad nacional, cooperación antinarcóticos, reformas judiciales y conciliac ...

Más de Ana María Salazar



ARTÍCULOS ANTERIORES


Ver todos sus artículos
29 de junio de 2013

El proyecto de reforma migratoria que aprobó el Senado de Estados Unidos esta semana, de ser aprobado por la Cámara de Representantes, podría significar un importante reto para la seguridad nacional de México. Me sorprende lo poco que se ha discutido este hecho. Tal vez se deba a que es políticamente incorrecto reconocer que aunque millones de connacionales se beneficiarán a largo plazo de una reforma migratoria, el impacto en México podría ser una crisis social y de seguridad en algunas regiones del país. Para EU se vislumbra un impacto importante en la frontera entre ambos países. Veamos lo que significa lo ocurrido esta semana.

El voto del Senado para aprobar una ley que podría permitir la legalización de más de 11 millones de indocumentados, recibió muchísimo apoyo político y visibilidad en los medios de comunicación no sólo en EU y México, sino en toda Latinoamérica. Y aunque todavía falta que la Cámara de Representantes discuta, vote y, en su caso, apruebe la legislación, la resolución del Senado e creó una gran expectativa de que por fin habrá reforma migratoria.

Y esta expectativa seguramente movilizará no sólo a los que viven en EU, sino a todos aquellos que buscan “el sueño americano”.

Lo aprobado hasta ahora, se aplicaría a indocumentados llegaron a EU antes del 31 de diciembre del 2011, otorgándoseles un “registro provisional” que asegura que no sean deportados mientras procesan su legalización, lo que podría durar más de 10 años. Con tal estatus provisional podrán trabajar legalmente.

¿Pueden ustedes imaginar el impacto que está teniendo en este momento en comunidades en México y Centroamérica la noticia de que sus familiares, amigos y conocidos podrán vivir en paz y trabajar legalmente en EU? De hecho, eventualmente, estos mismos familiares podrían viajar legalmente a sus comunidades de origen sin temor a no poder regresar a Estados Unidos a trabajar.

Sí, esta noticia seguramente va a movilizar a miles, tal vez millones, de mexicanos y centroamericanos para tratar de ingresar lo más pronto posible a EU, con miras a beneficiarse de esta posible reforma migratoria. Y aunque la ley seguramente establezca que los beneficios de la reforma sólo son para aquellos que ingresaron ilegalmente antes del 2012, no detendrá a los miles o millones que están dispuestos a arriesgar su integridad física por encontrar una vida mejor en aquel país, pues lo peor que les puede suceder es que los deporten, y tal es un riesgo que actualmente, por lo visto la mayoría está dispuesta a correr. Tampoco hay que subestimar a los miles que regresaron a México por falta de empleo en Estados Unidos, amén de la fuerte persecución a la que se enfrentaban... ¿Cuántos de ellos no tratarán de regresar?

Y aunque se ha criticado la enmienda que se le agregó a la legislación del Senado, en la que se incrementa significativamente el presupuesto, tecnología y número de agentes que resguardarían la frontera, el hecho es que es casi inimaginable que se apruebe esta iniciativa sin que incluya un componente de seguridad en la frontera. De hecho, lo que podría detener la aprobación de esta reforma en la Cámara de Representantes sería si la incapacidad de responder adecuadamente a la siguiente pregunta: ¿qué asegura que la aprobación de la reforma no se traduzca en una ola de personas tratando de ingresar ilegalmente a Estados Unidos?

Esta realidad claramente afecta México. Aunque no se tienen datos concretos, se ha llegado a especular que el número de personas que han tratado de ingresar ilegalmente a EU mediante la frontera mexicana podría ser de más de medio millón anual. También sabemos lo que representa esta migración para la estabilidad y seguridad de los estados fronterizos del norte de México. Con la expectativa de una reforma en EU, el Tsunami de personas es eminente. ¿Miles?, ¿millones? No sabemos, pero lo que sí es claro es que el país no está preparado para este fenómeno. Será esta realidad lo que va a catalizar que ahora México busque cerrar la frontera con los vecinos del sur.

 

@amsalazar
www.anamariasalazar
Analista política



PUBLICIDAD