aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Andrew Selee

Impunidad y esperanza

...





ARTÍCULOS ANTERIORES

09 de junio de 2013

En su nuevo libro, Midnight in Mexico (Medianoche en México), Alfredo Corchado, nacido en Durango e hijo de un bracero mexicano, trata de explicar a sus padres por que decidió regresar a México como periodista, a pesar de los esfuerzos de sus padres por darles a sus hijos una mejor vida al otro lado de la frontera.  Cuenta que la noche antes de salir del país, su madre buscó a una curandera para hacerles una limpia a sus hijos y dejar atrás todos los males que les habían sucedido en su pueblo natal.  A mediados de los 90, Corchado, para entonces una estrella en ascenso en el periodismo norteamericano, decide regresar a México para tratar de entender los cambios en el país que lo vio nacer.  Desde ese punto ha vivido casi siempre en México, cubriendo la noticias de este país para una audiencia norteamericana, primero como periodista del Wall Street Journal y luego como  corresponsal en jefe del Dallas Morning News.

Su regreso a México, sin embargo, está lleno de claroscuros.  Ama el país y admira las transformaciones profundas que se produjeron en las últimos dos décadas, pero la visión se modifica cuando en años recientes empieza a cubrir notas sobre el crimen organizado en Chihuahua, Tamaulipas y otros estados del país. Hay algunos momentos en que Corchado se vuelve parte de la nota misma, recibiendo amenazas de muerte de parte de los grupos criminales y viviendo experiencias lacerantes con las familias de los víctimas de la violencia, con periodistas de la frontera que enfrentan peligro constante por contar la verdad y con algunos amigos y colegas que caen asesinados.  Contrasta su fe en los mexicanos y su amor por la cultura de su país de origen, con la frustración que siente frente a la impunidad que impera en algunas partes del país.

Una sección de especial impacto en el libro   trata de las familias de las víctimas de la masacre de Villas de Salvárcar, en que 15 jóvenes fueron asesinados en una fiesta en las afueras de Ciudad Juárez.  Para él este crimen es un ejemplo de la violencia sin sentido, de la incapacidad del Estado de proteger a los ciudadanos y de la frustración de las familias en su intento de buscar la justicia.  Pero su recuento sobre Villas de Salvárcar también es una historia sobre cómo las familias  sobreviven una tragedia inimaginable y hacen de ella algo creativo e importante, construyendo un centro comunitario para recordar a sus seres queridos y al mismo tiempo dar oportunidades a los otros jóvenes que viven ahí. Otra vez, su amor por el México de claroscuros.

El título del libro, Medianoche en México, se refiere a la oscuridad del momento, al horror de las muertes, a las circunstancias de desamparo en que viven muchos mexicanos frente a la violencia, pero también a la hora en que un día cede a otro y uno empieza a tener conciencia de que algo nuevo y diferente viene, una claridad que aún no se ve pero empieza a sentirse presente.  Al final de cuentas, si bien el libro traza algunos de los momentos más difíciles que han vivido las comunidades fronterizas y el país en su conjunto en los últimos años, el autor nunca pierde esperanza en la capacidad de los mexicanos a sobrevivir y a construir un futuro mejor, y esto, sobre todo, es lo que Alfredo Corchado quiere explicar a sus padres para que entiendan su decisión de regresar a vivir en México.

Vicepresidente del Centro Woodrow Wilson



ARTÍCULO ANTERIOR Impunidad y esperanza
Editorial EL UNIVERSAL Extorsiones sin respuesta


PUBLICIDAD