aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Eduardo Mejía

Pensamiento íntimo de la violencia



ARTÍCULOS ANTERIORES


Ver todos sus artículos
23 de diciembre de 2012

Esta novela de Eduardo Antonio Parra, más conocido como cuentista, es significativa por lo que muestra y por lo que oculta. Las influencias: en las cantinas un personaje hace observaciones sobre el comportamiento de algunos protagonistas secundarios desinhibidos por el alcohol, muy parecidas a las de Carlos Fuentes en “La región más transparente” y en “Cambio de piel”; el ambiente sórdido rememora escenas de José Revueltas (sin el compromiso político) o de Luis Spota (sin la denuncia social); con un excelente manejo del lenguaje (aunque no en los diálogos, y muchas veces cortado por la puntuación que, lejos de darle fluidez detiene la lectura) pinta un panorama brutal de la violencia narrada sin moralina, sin juzgar al personaje que, víctima de un asalto, descubre el placer del asesinato, sin remordimientos.Por otra parte, siguiendo una estructura convencional, en que pasado y presente se van uniendo, deja muchos puntos sin resolver; algunos pueden darse por supuestos, pero otros son clave: si el protagonista principal tiene tantos reparos en matar a una mujer (antes sólo ha ejecutado a hombres, por ventura o siguiendo órdenes), no se entiende por qué desoye una probable contraorden; tampoco nos enteramos del motivo de ese crimen.Cada capítulo tiene una vida independiente, incluso la que sigue el narrador desde que se entera de la orden que debe cumplir hasta que la ejecuta; el carácter del protagonista queda establecido desde los primeros párrafos, por lo que no es necesaria tanta reafirmación; sin embargo esos capítulos datan de fuerza a la novela, pero da la impresión de que son cuentos que sólo tienen la función de mostrar qué tanto daño hace el destino, y cómo los imprevistos cambian la vida de alguien.Parra es cuentista; se le nota en que hay detalles que en los cuentos son primordiales, pero que en las novelas poco aportan, como la narración minuciosa de movimientos y acciones que, en escritos largos, son prescindibles. Algo más: el cambio de tercera a primera persona casi en cada párrafo da vigor al relato, pero hace también notoria la ausencia de cabos sueltos.Las citas literarias, exactas o parafraseadas, la aparición de personajes reales, y la utilización de apellidos célebres desde el Porfiriato, provocan que el lector piense que son claves que desentrañarán muchas incógnitas, pero al final sólo son guiños cómplices; queda una moraleja: hay que cuidarse de los correctores rencorosos, como el protagonista de esta novela; el texto tiene pocas erratas, pero notorias.

 La muerte llega a Pemberley

Autora: P.D. James
 Editorial: Bruguera
¿Qué pasa después de “y fueron muy felices”? La autora toma a los personajes de “Orgullo y prejuicio”, la novela de Jane Austen, y los hace vivir una historia de misterio, con todo y asesinatos; aunque los lectores avezados en la literatura policial adivinan el final y el culpable, cuesta trabajo conocer los motivos de esta trama, por otra parte muy bien llevada, con tratamiento de época y de lenguaje respetuosos de la original; aunque falta la dosis de sarcasmo de Austen, de cualquier manera es muy disfrutable.

Aparece un instante, Nevermore
Autora: Malva Flores
 Editorial: Bonobos Editores / UNAM
Con una dosis de humor poco frecuente en la poesía mexicana, la autora se hace muchas preguntas, plantea todas las dudas que la acechan, encuentra posibles respuestas, a veces contradictorias, hace juegos verbales y malabares, con citas muy escondidas aunque algunas parezcan obvias, y parece decir que las claves de la vida pasan ante nuestros ojos de manera inadvertida, por estar esperándolas en otro lado; contagia la inseguridad, pero también la alegría, y hace leer a otros poetas, no todos enunciados en el texto.

La función social de la historia
Autor: Enrique Florescano
 Editorial: Fondo de Cultura Económica
Guía para leer libros de historia, y una historia de las historias; en él caben todas las posibilidades: desde la reconstrucción del pasado, la adecuación de la memoria, el juicio a personajes y hechos, invención de ideas e ideologías, y la utilización de otros géneros para explicarnos la vida pasada, presente y futura; recuperación del mito, del rito, de la literatura para explicar el mundo aun antes de lo últimos 25 siglos; la transformación de la historia a lo largo de la historia, y sus distintos usos.

Arte & basura
Autor: Mario Santiago Papasquiaro
Editorial: Almadía
Uno de los personajes míticos de la literatura mexicana (junto a Luis Moncada Ivar, Jesús Luis Benítez y Parménides García Saldaña), cuya leyenda es mayor que su obra, antologado y explicado por el poeta Luis Felipe Fabre, quien no acierta a definirlo: fue más un autor incómodo que marginado, y formó parte de un movimiento interesante pero inestable, más numeroso de lo que hubieran deseado, y cuya propuesta era más social que estética; algunos de los poemas resultan interesantes, y todos son reveladores.



Editorial EL UNIVERSAL Educar para la paz


PUBLICIDAD