aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Anthony Wayne

Celebrando los avances en derechos humanos

...





ARTÍCULOS ANTERIORES

10 de diciembre de 2012

El Día Internacional de los Derechos Humanos, que celebramos cada 10 de diciembre, conmemora la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en 1948. Al adoptar la declaración, Estados Unidos, México y gobiernos alrededor del mundo reconocieron que los seres humanos son, por virtud de su nacimiento, investidos con ciertos derechos inalienables, y que éstos sirven como “fundamentos de la libertad, la justicia y la paz alrededor del mundo”.

Consideramos esta Declaración Universal no sólo como un recordatorio de los valores, sino como una guía de acción. México fue uno de los 48 signatarios originales de la declaración, y en los 64 años desde entonces, el pueblo de México ha progresado de manera importante para sostener su compromiso de defender los derechos humanos internamente y en el extranjero. México y Estados Unidos trabajan hombro con hombro en instituciones multilaterales, incluyendo el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

Felicitamos el reciente progreso legislativo en México al fortalecer el marco legal de los derechos humanos en el país. Tan sólo en 2012, estos logros legislativos incluyeron una modificación al Artículo 73 de la Constitución haciendo del fuero federal los crímenes en contra de los periodistas, y la aprobación de una Ley para la Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, que establece un mecanismo federal de protección para periodistas y defensores de derechos humanos en peligro. El gobierno mexicano también aprobó la Ley General contra la Trata de Personas para armonizar los estatutos en todo el país e incrementar su autoridad y capacidad para proteger a víctimas y procesar a los tratantes. Durante 2012, el gobierno también reformó leyes para proteger a las mujeres, notablemente haciendo que el feminicidio o el asesinato de una mujer con base en su género sea un crimen federal con penas de 40 a 60 años en prisión. Al mismo tiempo, el gobierno continúa implementando las novedosas reformas constitucionales de 2011 sobre derechos humanos.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha adoptado un papel activo al deliberar sobre importantes temas con respecto al desarrollo de derechos humanos en años recientes, demostrando la importancia de que todos los niveles de gobierno fortalezcan y enriquezcan la democracia y la protección de su gente. Estados Unidos reconoce al gobierno de México, incluidos los servidores públicos e instituciones, por los esfuerzos que ha hecho para promover la protección de los derechos humanos en México.

Más aún, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México y los comisionados de derechos humanos a nivel estatal proveen a los ciudadanos de un mecanismo accesible y funcional para rastrear y obtener recursos legales para atender quejas sobre violaciones a los derechos humanos. Estados Unidos mantiene una fuerte relación de trabajo con estas comisiones y reconocemos el importante trabajo que realizan para hacer frente a las amenazas y la violencia en contra de los defensores de derechos humanos y periodistas, la violencia en contra de las mujeres, y alegatos de abusos policiacos y militares.

Como la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha dicho, una democracia sostenible requiere de la activa participación de la sociedad civil. Tal vez el desarrollo más significativo y motivador a medida que México fortalece su marco legal en cuanto a los derechos humanos es que la sociedad civil ha participado de manera activa en la elaboración y cabildeo sobre legislaciones clave en derechos humanos. La sociedad civil ha participado con vigor y compromiso en la puesta en vigor y gobernanza del mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos. Más de 150 grupos de la sociedad civil han desempeñado un papel en promover la ley y ahora varios grupos y activistas están tomando el liderazgo para asegurar que el mecanismo de protección opere eficazmente.

La sociedad civil es vital para asegurar que el gobierno responda a su pueblo y que las medidas orientadas a proteger a los ciudadanos incluyan retroalimentación de los beneficiarios. Estados Unidos apoya a los defensores de los derechos humanos y se involucra con activistas y organizaciones de la sociedad civil alrededor del mundo con el fin de construir capacidades locales para defender los derechos humanos fundamentales. Mediante sus proyectos en México, Estados Unidos prioriza la importancia de la participación de la sociedad civil en la promoción de los derechos humanos. Estados Unidos apoya proyectos enfocados en desarrollar la capacidad de organizaciones no gubernamentales así como en motivar el diálogo entre la sociedad civil y el gobierno. Los programas que están desarrollándose en México involucran a la sociedad civil, la academia, la ciudadanía y a los gobiernos locales para ayudar a prevenir violaciones de derechos humanos, a promover una cultura de respeto y valor por los derechos humanos, a proteger la libertad de expresión y a responder adecuadamente a las violaciones cuando éstas ocurran. El gobierno de Estados Unidos también ha ofrecido capacitación a los profesionales de los medios en técnicas de autoprotección y seguridad digital, así como soporte técnico a defensores de los derechos humanos en México.

Estados Unidos también apoya al gobierno de México al proveer capacitación en derechos humanos y asistencia técnica a las dependencias públicas. Por ejemplo, Estados Unidos ha apoyado la capacitación en derechos humanos para policías federales y estatales, para la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR y para la unidad del gobierno federal que da asistencia a víctimas.

El Día de los Derechos Humanos simboliza la continuación del trabajo alrededor del mundo para hacer que los derechos humanos universales sean una realidad para toda la gente, sin importar raza, género, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad, religión o cualquier otro aspecto de diversidad humana. Esperamos con interés continuar trabajando y cooperando con México para cumplir de lleno con la promesa de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

 

* Embajador de EU en México



Editorial EL UNIVERSAL Meter orden en educación


PUBLICIDAD