aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Editorial EL UNIVERSAL

Educación: tarea crucial

Inspiración en el interés público, responsabilidad, búsqueda de la verdad, de permanente justicia y del cumplimiento de los derechos humano ...





EDITORIALES ANTERIORES

10 de diciembre de 2012

El presidente Enrique Peña Nieto, como parte de las 13 acciones de gobierno que anunció el 1 de diciembre, presentará hoy su propuesta de reforma educativa encarnada en una serie de modificaciones al artículo tercero de la Constitución, además de cambios a la Ley General de Educación. Todo hace preveer que esta iniciativa contendrá aspectos entre los que se considera que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ya no intervendrá, entre otras cosas, en la asignación de plazas docentes o en el ascenso de profesores: la iniciativa pretende promover el impulso al servicio profesional de carrera en este sector.

El de la educación es uno de los grandes pendientes del país. No puede ser postergado. México necesita estar capacitado para competir en un mundo globalizado, que cada día presenta mayores requerimientos en tecnología e investigación. Este país, por tanto, no puede sino aspirar a una educación de excelencia. A la larga resulta más costoso no dedicar el esfuerzo necesario a este importante rubro que comprometerse verdaderamente sin escatimar recursos ni responsabilidad.

En ese sentido, resulta positivo que el tema sea abordado tan temprano en la gestión del presidente entrante. Sin embargo, se necesita penetrar en los problemas de fondo. No basta llenar los discursos de buenas intenciones y efectuar cambios en la legislación. Debe existir la capacidad de implementar políticas en aspectos cruciales, tales como la pésima infraestructura material y sanitaria de un buen número de nuestras escuelas, o resolver asuntos como la atención y cuidado cotidiano de los alumnos, quienes, a decir de la más reciente encuesta efectuada en el marco de los Exámenes de la Calidad y el Logro Educativos, se quejan de descuido por parte de sus profesores.

Por consiguiente, un compromiso verdadero con las metas educativas, además de las modificaciones legales pertinentes, requiere de un diagnóstico serio para poner en marcha políticas que se traduzcan en hechos concretos.

Para que México tenga una mejor democracia, una sociedad más capacitada para enfrentar los muchos retos que presenta nuestro entorno local y global, las políticas educativas han de contar con el sustento de estudios y, además, con voluntad de las instituciones del Estado para rebasar las coyunturas, resolviendo tanto lo más inmediato como los temas de largo plazo.



EDITORIAL ANTERIOR Educación: tarea crucial
Editorial EL UNIVERSAL Meter orden en educación


PUBLICIDAD