aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Editorial EL UNIVERSAL

EU y el cambio de estrategia

Inspiración en el interés público, responsabilidad, búsqueda de la verdad, de permanente justicia y del cumplimiento de los derechos humano ...





EDITORIALES ANTERIORES

Escucha al autor
13 de julio de 2012

Durante todo el presente sexenio Estados Unidos ha manifestado su respaldo a la estrategia de seguridad del gobierno federal mexicano. Pero conforme ha aumentado la violencia han surgido voces en el país vecino que advierten lo contrario: la necesidad de replantear la lucha contra el crimen organizado.

Un informe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense afirma que la ruta de eliminar las cabezas de los grupos de delincuentes y desplegar al Ejército dejó de lado la protección a la sociedad mexicana y aumentó los niveles de violencia. El reporte añade que al gobierno federal mexicano próximo se le tendrá que apoyar con alrededor de mil millones de dólares para ayudar al combate de las mafias.

El apoyo y la coordinación de Estados Unidos desde luego que son bienvenidas en México. Finalmente, como el mismo presidente Obama ha admitido, esa nación es corresponsable del estado de las cosas debido a su condición de principal consumidor de drogas y productor de armas.

Sin embargo, si de verdad es intención de los estadounidenses cambiar el enfoque de la lucha contra la delincuencia, tendrían que empezar por sus propias acciones.

En las últimas cuatro décadas, desde que Richard Nixon inauguró la “guerra contra las drogas”, Estados Unidos ha impuesto al resto del mundo un modelo de combate al crimen organizado que se basa en el ataque frontal y armado. Se creyó que era posible eliminar la oferta de productos ilegales suprimiendo a los vendedores en vez de desincentivar la compra. El resultado está a la vista.

No bastará con enviar más recursos a México en armamento si lo que se quiere es cambiar el enfoque de la lucha de manera eficaz. Es un buen paso que se profundice en la capacitación de los agentes mexicanos, sobre todo en el ámbito de los derechos humanos, pero falta también priorizar la labor de inteligencia y la atención a las causas sociales de la violencia. De esa forma el ataque a los grupos criminales —el cual debe seguir invariablemente— no implicará riesgos innecesarios para la seguridad de las personas.

A 6 años de distancia es bueno que cundan las voces autorizadas en Estados Unidos que piden un nuevo enfoque. Habrá de verse con acciones si la mejora trasciende el simple discurso.



EDITORIAL ANTERIOR EU y el cambio de estrategia
Editorial EL UNIVERSAL EU y el cambio de estrategia


PUBLICIDAD