aviso-oportuno.com.mx

Suscrbase por internet o llame al 5237-0800




Gerardo Rodríguez Regordosa

Hacia un sistema financiero más incluyente



ARTÍCULOS ANTERIORES

06 de mayo de 2012

Los segmentos de la población con menores recursos tienen la misma necesidad que otros segmentos de realizar transacciones financieras, sin embargo, en muchas ocasiones por falta de productos y servicios adecuados utilizan mecanismos informales que resultan deficientes. En este sentido, el que cualquier persona tenga acceso a productos financieros básicos le permitirá tener un mayor control sobre su patrimonio, seguridad en el manejo cotidiano de su dinero y lograr una mayor libertad y prosperidad.

México ha seguido una agenda muy activa para desarrollar un sistema financiero cada vez más incluyente a través de la instrumentación de acciones legislativas, regulatorias y administrativas que han resultado en un incremento en el acceso y uso de servicios financieros, acompañados de medidas en materia de protección al consumidor y de educación financiera.

Todo lo anterior ha permitido extender la infraestructura bancaria por medio de corresponsales bancarios, ofreciendo así servicios financieros a través de comercios y multiplicando por tres el número de ventanillas para realizar transacciones financieras.

De igual forma, ahora es posible hacer operaciones bancarias básicas a través de teléfonos celulares. Los requisitos para abrir una cuenta se han reducido al mínimo, siendo incluso posible abrirla sin tener que ir a una sucursal, desde un teléfono celular, proporcionando información básica de identidad. Todo lo anterior ha reducido significativamente el costo de realizar transacciones financieras, permitiendo con ello que la población de menores ingresos se convierta en un usuario del sistema financiero formal. Este esfuerzo es posible en México gracias a la combinación de una adecuada regulación, un proceso de innovación por parte del sector privado a partir de un uso intensivo de nuevas tecnologías en dispositivos móviles y de los esfuerzos de coordinación de las autoridades y el sector privado.

Asimismo, se ha trabajado en medidas para fortalecer la protección de los usuarios de servicios financieros, la trasparencia en los productos financieros que se ofrecen y se ha avanzado hacia la implementación de una estrategia en materia de educación financiera para que la gente pueda tomar decisiones informadas.

La importancia de contar con sistemas financieros más incluyentes cada vez es más reconocida a nivel internacional. México contribuye en este sentido al haber incorporar a la agenda del G-20 la inclusión financiera, a partir de los siguientes tres pilares: 1. Que países (G-20 y no G-20) se comprometan, bajo un programa de aprendizaje recíproco, a desarrollar estrategias nacionales para contar con sistemas financieros más incluyentes e instrumentar una instancia que coordine el diseño e instrumentación de dichas estrategias en las que participen tanto entidades públicas como del sector privado, los cuales serán acompañados por los aliados estratégicos del Foro Global para la Inclusión Financiera (GPFI, por sus siglas en ingles), tal como el Banco Mundial. 2. Adoptar una serie de lineamientos mínimos que deben estar reflejados en las estrategias nacionales en materia de educación financiera. 3. Fortalecer una red internacional de protección al consumidor de servicios financieros a través de un organismo internacional especializado en esta materia, así como del desarrollo de un documento de enfoques efectivos en la materia.

Los temas de esta agenda internacional impulsada por nuestro país se han trabajado a nivel nacional, es decir, México “predica con el ejemplo” y se han propuesto durante nuestra presidencia del G-20. Estamos convencidos no solamente de los beneficios de tener sistemas financieros incluyentes, sino de que el compartir experiencias, coordinar acciones a nivel internacional, acompañar en la instrumentación de estrategias a través de socios implementadores e impulsar tanto la educación financiera como la protección al consumidor traerán importantes beneficios a la inclusión financiera internacional.

Se tiene previsto que en la Cumbre de los líderes del G-20, a celebrarse en Los Cabos en junio, se lleve a cabo la firma del programa de aprendizaje recíproco, así como el refrendo de las propuestas en materia de educación financiera y protección al consumidor de servicios financieros antes señaladas, lo cual representará un avance muy importante de la agenda de inclusión financiera a nivel internacional.

Subsecretario de Hacienda y Crédito Público



PUBLICIDAD