aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



Élmer Mendoza

Ricardo Raphael

Elmer Mendoza. Escritor, Culiacán, Sinaloa. Estudió Letras Hispánica (UNAM). Imparte literatura, creación literaria, programa

Más de Élmer Mendoza



ARTÍCULOS ANTERIORES

01 de marzo de 2012

Ricardo Raphael, nacido en la ciudad de México en 1968, es investigador acucioso, atento viajero y escritor de primera. Su prosa tiene un poderoso aliento epistolar que nos transforma en partícipes de una visión particular de la historia de una región que ha sido marginal, emergente, ensoñación, cuerno de la abundancia y cementerio en la vida de México: El norte, que también es distancia, lejanía y engaño; movilidad, leyenda, mar y sierra; frontera, soledad y muerte. Al menos así se percibe en El otro México, un viaje hacia el país de las historias extraordinarias, publicado por Planeta, en octubre de 2011, en la colección Temas de Hoy.

Con paciencia de descubridor, Ricardo Raphael explora rostros, carreteras, documentos, libros, calles, playas, desiertos, montañas, leyendas, cuentos, novelas, fotografías, voces, películas, canciones, desfiladeros, taxistas, atardeceres, milagros, mapas, platillos, que respaldan la identidad de una región y sus naturales. El viajero sabe vivir las horas y deja que la vida le llegue de todas las maneras y a su ritmo. Entre un respiro y otro va formando un amplio juicio sin dejar de contarnos: Tijuana, su nombre y su leyenda, su perfil contemporáneo y la ansiedad que permea en sus habitantes, generalmente de paso hacia el sueño americano. Luego la Baja Sur de Fernando Jordán y Federico Campbell, tan misteriosa y subyugante, con ese profundo silencio como personaje. Desde allí es una región que termina, ¿en San Francisco? La California llena de mexicanos es parte importante de este libro.

Por mi origen, no pude escapar al influjo de las páginas dedicadas a Sinaloa, la tierra de las chicas de labios de pitahaya y malhaya el que sólo recuerde sus alhuates. Toca extensamente la historia de Topolobampo, puerto que Robert Kinsey Owen intentó unir, a finales del siglo XIX, con una línea ferroviaria nada menos que con Nueva York, después fundó una colonia socialista que fue destruida por Benjamín Francis Jhonston, un vival norteamericano que se convirtió en un poderoso terrateniente y productor de azúcar. Hace una descripción muy respetuosa de la bahía de Ohuira, un enorme espejo de belleza infinita que es fuente de colores sin nombre. Un sitio donde se comprende por qué algunas personas dedican su vida a preservar las bellezas naturales y a convencernos de que esos espacios son los que nos unen con nosotros mismos. Visítenla sin hacer turismo y lo comprenderán.

Luego nos platica de Felipe Bachomo, un general mayo que “fusilaron por yoreme”. Describe un tren, una fosa abierta al lado de las vías y cómo Bachomo sabe que es su última morada. Luego trasciende que hace milagros y su tumba se convierte en punto de referencia. Desde luego que no adquirió la fama de milagroso de Malverde, que es uno de los mitos más sólidos del México contemporáneo y cuya historia, el autor relata con estilo literario y rescata el rumor de que se parece a Pedro Infante, que no falta en este libro a partir de una pregunta reveladora: “Si los mexicanos tuviesen que elegir a uno de los suyos -sin importar que estuviera vivo o muerto- para representar su cultura ante una delegación de extraterrestres, ¿a quién escogerían?”. A Pedro Infante, responde Ricardo Raphael. ¿Es posible, un chico que “no terminó los estudios de cuarto de primaria”? Ya verán la calidad de las razones.

No se puede hablar del norte sin mencionar los corridos. Es verdad que son tan populares que ya son parte de la identidad nacional. Estas canciones, pequeñas historias de vida, están muy conectadas con los escuchas, quizá por ese amor ancestral a la épica, al misterio de vivir al día y jamás saber si tocará ver de nuevo el sol. Lejos de todo, el norte reconoció a sus pequeños héroes, primero eran enamorados, después revolucionarios, hombres de venganza, hasta llegar a los narcos. En El otro México hay un extenso estudio de los corridos alrededor de Los Tigres del Norte, el grupo emblemático del género, sin olvidar a sus compañeros de ruta, como Los Alegres de Terán, Los Cadetes de Linares y los legendarios Broncos de Reynosa. Ricardo Raphael pone en su mesa de disección al género y a dos de las piezas más importantes. Es sumamente interesante la relación que descubre entre Camelia, la texana, La reina del sur, la reina del Pacífico y la mujer actual liberada.

El Otro México es una celebración, un libro espléndido sobre una región que requiere ser comprendida en su compleja totalidad; escrito desde la emoción de un viajero que no pocas veces se parece a Heródoto, el primer escritor de viajes, un hombre que no teme despojarse de su experiencia de periodista, para crear como un escritor entrenado. Qué bueno que comió machaca, aguachile y carne asada, eso nos asegura su regreso y el de sus lectores.



ARTÍCULO ANTERIOR Ricardo Raphael
Editorial EL UNIVERSAL Cuidar al DF de la violencia


PUBLICIDAD