aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



Andrés Lajous

Politizar las bicicletas





ARTÍCULOS ANTERIORES

10 de febrero de 2012

http: //andreslajous.blogs.com http://twitter.com/andreslajousandres.lajous@gmail.com

Leo una nota sobre el uso de las bicicletas en Londres y fantaseo que en la ciudad de México, en no mucho tiempo podemos estar en la misma situación. La nota describe uno de los homenajes que se hacen en muchas ciudades del mundo a ciclistas que mueren en accidentes de tránsito: las bicicletas blancas. (En el DF he visto una en la lateral del Periférico casi llegando a Reforma, y la que está en Gabriel Mancera y Av. Universidad. Según datos de INEGI, durante el 2010, seis personas murieron en bicicleta en la ciudad). La nota también explica, cómo, pese a ser un comprometido promotor del uso de la bicicletas, el alcalde actual Boris Johnson, está en riesgo de perder la próxima elección, pues lo ha rebasado su contrincante Ken Livingston en las encuestas, y los grupos ciclistas que exigen mayor protección vial pueden darle la victoria a uno u otro, según sus compromisos de campaña.

Hasta el momento, se empiezan a ver algunas señales de que el tema también se está politizando (en el buen sentido) en el DF y tal vez más de un o una candidata aproveche la oportunidad. Por ejemplo, de manera inesperada el delegado de Benito Juárez decidió seguir el paso marcado hace más de un año por Coyoacán: no esperar a que el GDF construya infraestructura para bicicletas, y empezar a hacerlo con presupuesto propio. La delegación, según la propuesta presentada por el diputado local del PAN, Mauricio Tabe, tiene condiciones en las que resultaría particularmen te útil pintar 64 kilómetros de ciclocarriles: mide alrededor de 5 km de diámetro y es plana; hay un número importante de viajes internos y cortos que no rebasan los 30 minutos; y es una de las delegaciones que más viajes produce. Algunas de las calles en donde la delegación anunció que se pintarán los carriles, resultan obvias para cualquiera que la haya cruzado en bicicleta: División del Norte, Universidad, Diagonal San Antonio, Vértiz, Isabel La Católica, Parroquia y Pilares, entre otras.

No es obvio que el gasto en infraestructura para bicicletas sea la mejor forma de gastar el dinero público. Sin embargo, varios estudios indican que es la mejor manera de incrementar el uso de la bicicleta como medio de transporte. El ejemplo más cercano es la ciclovía sobre avenida Reforma, en donde, según el ITDP, en combinación con Ecobici, hizo que el tránsito ciclista pasara de 70 al día en 2008 y 2009, a 1023 ciclistas diarios en diciembre del 2010. Si descontamos el 44% que iba en Ecobici, el crecimiento en el tránsito ciclista fue de casi 550% (¿cuánto será hoy?).

En la revista académica Preventive Medicine publicaron hace un par de años una revisión de la literatura sobre las mejores estrategias para promover el uso de las bicicletas. Los autores, primero definieron la razón por la que les interesa el tema: “la evidencia presentada en estos estudios indica que los beneficios para la salud de andar en bicicleta superan por mucho los riesgos a la salud presentados por lesiones viales, contradiciendo la percepción errónea de que es una actividad peligrosa. Asimismo, mientras sube el uso de las bicicletas, las tasas de lesiones disminuyen...”. (Por cierto, otros estudios muestran un vínculo entre obesidad y el uso del automóvil.)

Según el estudio, las cuatro estrategias que mejores resultados han tenido en incrementar el uso de bicicletas en varias ciudades han sido: 1) la construcción de carriles confinados para ciclistas o al menos carriles pintados; 2) la construcción de estacionamientos para bicicletas en las estaciones de transporte público y en los centros de trabajo (lo segundo lo puede hacer cualquier empresa, no sólo el gobierno); 3) el establecimiento de sistema de bicicletas públicas, tipo Ecobici; y 4) la promoción de días específicos de “en bici al trabajo”.

Algunas de las ciudades que han incrementado de manera importante los viajes en bicicleta y reducido las lesiones de ciclistas son: Londres, Bogotá, París, Berlín, Portland, entre otras. Ojalá el caso mexicano, no sólo el del DF, sino también los de León, Monterrey, Colima, Guadalajara y algunos otros, pronto se sumen a la literatura como caso de éxito, aunque sea por el buen sentido de oportunidad de algunos políticos.



ARTÍCULO ANTERIOR Politizar las bicicletas
Editorial EL UNIVERSAL Una expresión de lealtad


PUBLICIDAD