aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Por los estadios del mundo | Inés Sainz

Un final feliz

La mujer del deporte en México @inessains_ofic ...

Más de Inés Sainz



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Sábado 04 de julio de 2015

Llegó el día más esperado para quienes disfrutamos de la Copa América. Y es que aunque como mexicanos nos habría gustado ver a los nuestros llegar a la final, serán dos grandes representantes los que pelearán por llevarse la gloria.

Santiago se viste de gala para recibir a Chile y Argentina: el local contra el favorito en las apuestas. Ambas escuadras llegan cargando en sus hombros un peso grande y una responsabilidad aún mayor de conseguir la Copa que los acredite como el mejor. Será una final inédita en el certamen, un último gran episodio con el que estos representativos han soñado durante mucho tiempo, Chile porque nunca lo ha ganado, y Argentina porque arrastra 22 años sin levantar el título continental. ¡Vaya duelo el que atestiguaremos!

Además, de ganarlo la albiceleste igualaría los 15 campeonatos que celosamente guarda Uruguay.

Pero, ¿qué argumentos expondrá cada uno sobre el terreno de juego?

Argentina fue de menos a más en el certamen, acoplándose a la estrategia planteada por Gerardo Martino y buscando que su delantera expusiera la peligrosidad que representa.

Este día no será la excepción, pues con el acierto goleador del ‘Kun’ Agüero, bajo la batuta del gran orquestador en el que se ha convertido Lionel Messi en esta Copa América, buscarán meter en aprietos y romper por completo el intento defensivo de los chilenos.

Si bien Leo no ha sido el artífice de anotaciones, su movilidad y majestuosidad con el balón generan demasiado peligro al rival, un desempeño que demuestra que el trabajo colectivo está por encima de los individualismos. Por su parte, a Chile le entusiasma la idea de derrotar por primera vez a su rival en turno en este torneo, por lo que Jorge Sampaoli ha probado todas sus cartas con el objetivo de detener el agresivo ataque argentino y hacer aún más temible su delantera.

Con Gary Medel como líder de la defensa andina y Arturo Vidal comandando la ofensiva, Chile quiere demostrarle a su gente que no hay obstáculo imposible de superar con tal de regalarle a su afición un triunfo que podrían celebrar a lo grande en casa. ¿Para cuál de las dos escuadras habrá un final feliz?

deportes@eluniversal.com.mx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD