aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Alfombran vía al TPP

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Rechazada originalmente la posibilidad por la fracción demócrata, finalmente el Senado de Estados Unidos aprobó una segunda versión de la llamada vía rápida, en cuyo marco se agilizará la negociación del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica como fuente de libre comercio para 12 países, incluido México

Lunes 29 de junio de 2015

De hecho, se calcula que el documento final esté listo antes de agosto, en la fase previa a la celebración de elecciones en Canadá y Perú, dos de los signantes, además de la de Estados Unidos en el 2016.

La alternativa promovida por este país hace 13 años, durante una reunión celebrada en Los Cabos, se vislumbra como un bloque contra China, quien a su vez promueve el Área de Libre Comercio Asia Pacífico (FTAAP, por sus siglas en inglés).

Tender la alfombra, sin embargo, no fue fácil para la Casa Blanca. La posibilidad del fast track, es decir, la aprobación o rechazo en paquete del acuerdo por parte del Senado, sin posibilidad de hacer enmiendas, se topó, paradójicamente, con el rechazo de los demócratas.

La primera opción se quedó a ocho votos de ser aprobada, planteándose la segunda como una nueva iniciativa, en lo que se dividió la Autoridad de Promoción Comercial de la Ley de Ajuste Comercial.

Aunque la votación fue de 60 contra 38, los más prominentes líderes demócratas hicieron público su rechazo.

“En el fondo del debate —dijo el senador Harry Reid, líder de la fracción— está la lucha de las grandes corporaciones y los estadounidenses comunes”. Y sentenció: “Cuando finalice el acuerdo, las grandes empresas y corporaciones extranjeras saldrán ganando y los estadounidenses llevarán la carga”.

La paradoja del caso es que en México, al menos en el ámbito gubernamental, la aprobación de la vía rápida provocó júbilo.

A quién le importa si la balanza comercial con la mayoría de los países en el concierto ha sido históricamente deficitaria. Entre 1993 y el 2014, por ejemplo, Japón nos vendió 196 mil 456 millones de dólares más de lo que nos compró.

El caso es similar al de Malasia, cuyo desequilibrio en el lapso es de 63 mil 114 millones, en tanto el de Singapur llega a 17 mil 638; el de Vietnam a 8 mil 734 y el de Nueva Zelanda a 5 mil 220.

Ahora que la presencia de Japón le restará cartel a las exportaciones estelares del país, es decir, las automotrices.

Cerrado el capítulo, cuando México tenga la opción de un nuevo acuerdo mercantil con alguna nación de la zona del Pacífico, le pedirá que en lugar de bilateral el pacto sea multilateral… a través del TPP.

El país ha negociado por separado con Singapur, Malasia y Vietnam en sectores específicos como calzado y textil.

Los puntos objetados por nuestra nación, además, están en el terreno de la propiedad intelectual. Entre los temas, por ejemplo, está la exigencia de combatir con mayor dureza la piratería, encarcelando, sin más, a quien tome videos en un cine.

La apuesta de la Secretaría de Economía es que México accederá a una oferta de 150 mil millones de dólares en sectores como el automotriz, eléctrico, electrónico, agroindustrial, químico, acerero, perfumería y cosméticos…

Más allá del atorón que representó la posibilidad del fast track, en el 2013 se había frenado ante discrepancias entre Estados Unidos y Japón en materia agrícola y de autopartes.

Las dos naciones representan el 80% del flujo mercantil del bloque.

Cinco años después, en la oscuridad aún cuáles fueron las exigencias de Estados Unidos para incorporar al país, el TPP entró a la recta final.

Otro hándicap para un país que hasta hoy no ha podido trazar una política comercial coherente con la catarata de acuerdos mercantiles.

Balance general. El insólito de la temporada lo representa la extraña alianza entre cuatro administradoras para el retiro, seis empresas privadas y varios ex funcionarios de alto nivel para crear un fondo de apoyo financiero de cara a proyectos de infraestructura en el sector energético… con los recursos de los trabajadores inscritos en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Dirigido por el ex presidente de la Comisión del ramo, Mario Gabriel Budebo, en el Fondo EXI Energía e Infraestructura caben el ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz el ex director general de Políticas en Comercio Exterior de Economía Jaime Zabludovsky, el ex subgobernador del Banco de México José Sidaoui, el fundador de la firma proveedora de Pemex, Diavaz, Luis Vázquez… y las Afores XXI Banorte, Banamex, Profuturo y PensionISSSTE.

De chile, de dulce y de manteca a la carga para colocación de papeles de deuda en el piso de remates de la Bolsa Mexicana de Valores.

La acción le abre la puerta a la posibilidad de un rendimiento equilibrado para los ahorros de los trabajadores, en un escenario en que los cálculos no alcanzan para cubrir las expectativas, pero también coloca los recursos en el terreno del riesgo, dados los vaivenes del mercado.

Colocaciones privadas de deuda en el ramillete de apuestas.

Habrá que comprarle una lupa gigante a la Consar para vigilar la marcha.

OHL otra vez. Apostada al tiempo la posibilidad de enterrar en el monte del olvido los escándalos de OHL, el enemigo oculto de la filial de México de la constructora española volvió al ataque con una nueva grabación de llamadas al interior de la firma.

El diálogo esta vez, paradójicamente, es entre funcionarios del Estado de México: el secretario de Comunicaciones, Apolinar Mena Vargas, y la consejera jurídica Luz María Zarza… quien tomó la bocina estando en instalaciones de la empresa.

La abogada tranquiliza al funcionario diciéndole que se está poniendo de acuerdo con los abogados de la constructora “para caerle a la magistrada y al juez”.

El gobierno, pues, al servicio de una empresa privada.

El audio revivió la polvareda, en un escenario en que ni la denuncia de OHL sobre las filtraciones ni las auditorías a las concesiones que mantiene han avanzado medio centímetro.

Total Play en la pelea. Vendida su participación en Iusacell, el grupo Salinas de Ricardo Salinas mantiene el dedo en el renglón con su participación en el mercado de banda ancha.

Su filial Total Play entró como accionista al proyecto de comunicaciones de OneWeeb, en cuyo marco se plantea colocar 900 satélites de baja altitud en la órbita terrestre para atender a 50 países.

La intención es reforzar las telecomunicaciones de cara a hogares, negocios, escuelas y hospitales.

La firma tiene en Tesorería 500 millones de dólares, parte de los cuales los aportó Total Play.

Curas contra lavado. En la exigencia de capacitar a empleados y auditores frente a las reglas para evitar el lavado de dinero, el Instituto Mexicano de Fiscalistas y Traces Corporativo Consulting, encabezada por José Luis Rojas de la Cruz, están ofreciendo un curso intensivo.

La intención es evitar que las instancias financieras sean objeto de multas por incumplimiento, en un escenario en que varias Sociedades Financieras de Objeto Múltiple se están volviendo Sociedades Anónimas para evitar cumplir con las regulaciones.

El curso se llevará a cabo del 6 al 10 de julio en un hotel de la ciudad de México.

albertobarrancochavarria0@gmail.com



Comenta la Nota
PUBLICIDAD