aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Ilegal venta de ingenios

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
De acuerdo a los abogados del Consorcio Azucarero Escorpión, a quien el gobierno foxista le expropió los ingenios que acaba de pactar su venta el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, ésta es ilegal. Aún estaba en proceso de desahogo judicial una acción administrativa de reversión.

Miércoles 17 de junio de 2015

La flecha apunta a que no solo pudiera anularse la licitación, sino que los bienes de la discordia regresen a manos de su dueño original, el empresario hotelero y refresquero Enrique Molina Sobrino.

Como usted sabe, colocadas en cinco bloques las nueve unidades que mantenía la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), sólo se pudieron vender dos, que agrupaban cuatro de ellas, justo las más productivas.

Las propuestas de la Impulsora Azucarera del Noreste, conocida como Zucarmex y del Grupo Beta San Miguel planteaban un pago total de 3 mil 282 millones de pesos, entregando cada uno de ellos 250 millones como anticipo. Los recursos de una sola vez, a decir del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, se integrarán al presupuesto para paliar los recortes.

El problema es que el gobierno tardó muchos años en realizar la operación.

De acuerdo al Decreto Expropiatorio de septiembre del 2001, el Estado asumiría los ingenios que mantenían adeudos, es decir cuatro consorcios, para devolverles viabilidad y proceder a su venta.

El problema es que tres de los grupos, es decir México, Machado y Santos, ganaron sendos juicios al no comprobar el gobierno la utilidad pública de la medida.

El único que perdió la pelea fue el Consorcio Azucarero Escorpión.

El caso es que el gobierno se tardó 14 años en ponerlos en venta.

En la rendija, el grupo afectado planteó ante la Sagarpa una acción administrativa de reversión, fundamentando su alegato en el artículo noveno de la Ley de Expropiación.

De acuerdo a éste “si los bienes que han originado una declaratoria de expropiación, operación temporal o limitación de dominio no fueran al fin que dio causa a la declaratoria respectiva dentro del término de cinco años, el propietario del predio afectado podrá solicitar la reversión parcial o total del bien de que se trate”.

Aunque la Sagarpa negó en primera instancia la solicitud, Caze planteó una serie de juicios que se mantienen en disputa.

Se aduce, además, que no estando agotada la parte litigiosa, el SAE debió advertir a los intermediarios de una posible eventualidad.

De acuerdo al criterio de la Secretaría de la Función Pública, la enajenación de bienes expropiados solo es posible cuando se hayan desahogado todos los juicios aplicables en el marco de la ley.

Así lo señala letra por letra el artículo quinto de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público que rige al organismo.

Más aún, el artículo 17 señala textualmente que los liquidadores, interventores o administradores designados por el SAE no podrán asignar o gravar los inmuebles a su cargo en tal circunstancia. En todo caso, se respetarán los derechos de terceros.

Se diría que de alguna forma la Sagarpa le ha abierto rendijas a Caze para mantener viva la pelea. Por lo pronto, el ruido le cortó el júbilo a los vendedores, por más que se les quedo en el escaparate más de la mitad de la mercancía.

Aunque la expropiación de los ingenios llegó en un escenario revuelto, gritería en las calles de los cañeros en reclamo de pagos atrasados; conminatorios de bancos de desarrollo, especialmente Bancomext; por deudas con largo atraso, pignoración de azúcar para pagar a trabajadores, se dice que detrás del golpe contra Caze había una venganza presidencial.

En sus tiempos de directivo refresquero, cuando Vicente Fox se encontraba con Molina Sobrino, uno fabricante de Coca Cola y otro de Pepsi Cola, éste se burlaba de su figura.

-¡Tribilin!, le gritaba.

Balance general. Pian pianito el Grupo Alfa de Monterrey se está convirtiendo en el enemigo a vencer en materia de generación, transmisión y comercialización eléctrica, bajo el marco de la reforma energética.

La firma se está reforzando con la construcción de una central eléctrica en Salamanca, Guanajuato, que se agregará a la planta de cogeneración que mantiene en Veracruz y otra en construcción en Tamaulipas.

La primera tendrá una capacidad de generación de 700 megawatts; la que opera de 95, y la tercera de 750.

Aunque sus primeros clientes son sus filiales Alpek, Nemak, Sigma Alimentos, Alestra y el Planetario Alfa, la capacidad le da para pelear conglomerados a la Comisión Federal de Electricidad.

OHL resucita. De acuerdo a una encuesta que realizó la agencia Bloomberg entre analistas, pasada la tempestad no solo regresará la calma sino la prosperidad para la constructora OHL.

La apuesta es por el tiempo.

Según ello las acciones de la filial de OHL España se recuperarán de la caída de 34 por ciento en su cotización para llegar a un espectacular crecimiento de 70%.

La bola de cristal apunta a 2016.

Ninguno de los consultados plantea que la compañía sea castigada. Si la autoridad realmente la tuviera en la mira, ya lo habría hecho, dicen.

El via crucis de la firma lo provocó la difusión de grabaciones ilegales de conversaciones internas de sus ejecutivos en las que se planteaban argucias para elevar las tarifas de peaje de vías concesionadas; se reconocían sobornos a jueces, y se ventilaba el supuesto pago de vacaciones a un alto funcionario del Estado de México.

Vende Grupo Higa. Implicado, a título de manzana de la discordia, en la cancelación de una licitación para construir y operar un tren de alta velocidad México-Querétaro que había ganado un consorcio en el que participaba, el Grupo Higa de Juan Armando Hinojosa Cantú está vendiendo uno de sus activos.

Estamos hablando de la firma Infraestructura Institucional, justo la que financió la construcción de la llamada Casa Blanca, cuya propiedad se le atribuye a la esposa del presidente Enrique Pena Nieto, Angélica Rivera, además de la mansión del club de golf de Malinalco del secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

La compradora es una compañía de Estados Unidos denominada BlackRock.

Chicas súper poderosas. Bajo el patrocinio de Forbes, el martes próximo se efectuará por primera vez en México un foro denominado “Mujeres Poderosas Redefiniendo el Poder”, en el que participan como invitadas especiales la consultora política, Rosario Marín y la periodista Carmen Aristegui.

Habrá una distinción para la presidenta de Softek, Blanca Treviño.

Como panelistas participan la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu; Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica; Cintia Angulo, presidenta de Alstom México, y la recién destapada como candidata a la Presidencia por el PAN, Margarita Zavala.

albertobarrancochavarria0@gmail.com



Comenta la Nota
PUBLICIDAD