aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

*Pemex pelea tuerto y tullido

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Concebida para el efecto como muro de lamentaciones, Petróleos Mexicanos se duele lastimosamente ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de la triste condición en que enfrentará la competencia privada nacional y extranjera de cara a la reforma energética. El cuadro lo pinta tuerto, tullido y fracturado.

Martes 16 de junio de 2015

La vela en el entierro del organismo supervisor se la otorga la participación de la empresa productiva de Estado en el mercado de dinero, vía colocaciones multimillonarias de bonos de deuda.

Se diría que Pemex se cura en salud frente a cualquier eventualidad.

El panorama es patético. De acuerdo al informe del primer trimestre de la emisora, ésta se queja de haber pagado el 89 por ciento de su remanente operativo en impuestos, derechos y aprovechamientos.

El año pasado el porcentaje fue del 78.7 por ciento.

El nivel es el más alto de los últimos 15 años.

Dicho con todas las letras, la reforma energética no laxó la carga, pese a que una de las justificaciones de la letal reforma fiscal era, justo, que el gobierno debía compensarse por dejar de sangrar a la exempresa pública.

El beneficio, en realidad, será para las empresas que le compitan. Para ellas habrá la posibilidad de un régimen impositivo preferencial.

La caja, envuelta en un colosal moño tricolor, contiene no solo menos carga tributaria, sino la posibilidad de deducir la totalidad de sus costos e inversiones.

Por si fuera poco, de cara a la Ronda Uno, como lo comentábamos la semana pasada, las empresas que rebasen el mínimo de extracción previsto, podrán deducir otro 25 por ciento adicional.

Lo que se le niega a las empresas industriales, comerciales y de servicios establecidas en el país, se abre de par en par para las petroleras privadas.

Naturalmente, el peso de las contribuciones, similares y conexas anula cualquier posibilidad de ganancias de Pemex, más aún, profundiza sus pérdidas.

En lo que constituye un trato discriminatorio, durante el primer trimestre del año Pemex solo pudo deducir el 28 por ciento de sus inversiones y gastos.

Peor aún, a partir del año próximo la empresa será gravada con un impuesto más… en el marco de la reforma energética. Estamos hablando de un tributo estatal.

Como usted sabe, el peso del recorte presupuestal de este año recayó en la exparaestatal, a quien se le extrajeron 62 mil millones de pesos en el papel, que según expertos en la realidad llegaría al menos al doble.

Pemex llega al supuesto tú a tú con las multinacionales extranjeras y corporativos nacionales con una deuda de un billón 278 mil millones de pesos que le exige un pago anual por concepto de principal e intereses de 50 mil millones.

Los recursos, naturalmente, se invirtieron en gran parte en exploración de campos en aguas someras y profundas… que ahora serán aprovechables por empresas privadas.

Otra parte fue para el gasto corriente y el pago de intereses.

Por ejemplo, en el 2014 el débito total de la empresa se incrementó en 423 mil millones de pesos, de los cuales solo 277 mil se canalizaron a inversiones.

Este año se ha contratado deuda vía colocaciones en el mercado de dinero por 170 mil 155 millones, 78.7 por ciento más que el año anterior.

Y para que hablar del faltante de reservas para atender jubilaciones y pensiones de los 180 mil trabajadores, cuyo monto llega a un billón 954 mil millones de pesos, lo que obligó a cubrir urgencias por 45 mil millones en el 2014.

Nacido para perder.

Balance general. Cancelada por Petróleos Mexicanos la posibilidad de mantener la construcción de una refinería en la zona de Tula, Hidalgo, a contrapelo de las inversiones realizadas por la entidad federativa para la adquisición de los terrenos, aduciendo el elevado costo y la poca rentabilidad que se obtendría, hete aquí que acaba de aparecer en escena una empresa con perfil de mago.

Según informaciones periodísticas, la firma Refinerías Unidas de México, integrada en consorcio por empresas nacionales y estadounidenses, proyecta construir seis refinerías en el país… con una inversión total de seis mil millones de dólares.

Mil millones, pues, por planta.

Bajo ese marco Pemex habrá levantado cuatro con los 62 mil millones que se le recortaron en su presupuesto.

Según ello la capacidad de refinación del conjunto sería de 360 mil barriles diarios de petróleo tipo Maya.

Canacar en la tablita. Acusada por la Comisión Federal de Competencia Económica de incurrir en una práctica monopólica absoluta, el pecado mayor previsto por la ley, la Cámara Nacional del Transporte de Carga (Canacar), está en capilla.

La instancia está acusada de coludirse con sus socios para trasladar aumentos en el costo de combustibles, provocando un daño calculado en nueve mil 400 millones de pesos.

La carambola, naturalmente, repercutió en un alza en el costo de los alimentos de 10.59 por ciento.

La investigación, abierta hace tres meses por la instancia, abarca de junio del 2008 al mismo mes del 2010.

La consigna era incrementar la tarifa a la clientela bajo el concepto de “Cargo por Ajuste de Combustibles”.

La multa podría ser colosal.

CCE al evento del año. Invitado por la Universidad Nacional Autónoma de México y el Capítulo México de la Sociedad Mundial del Futuro, el Consejo Coordinador Empresarial, encabezado por Gerardo Gutiérrez Candiani, participará en el evento del año.

Estamos hablando del encuentro Prospectiva del Mundo, México 2015, cuyo objetivo es elaborar una “Carta de las Obligaciones de los Seres Humanos” como complemento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El documento, en cuya elaboración participa la Fundación Saramago, será planteado a la Organización de las Naciones Unidas.

En la discusión participan expertos en todo el planeta.

A Volar al banquillo. Siete años después de haber salido de las pistas la línea aérea de bajo costo A Volar, la Procuraduría General de la Republica detuvo al principal accionista de la empresa, George Antonio Nehme Name, acusado de fraude.

Lo extraño del caso es que la orden de aprehensión fue expedida por la Juez Decima Novena Penal del Distrito Federal, Beatriz Corona Valdés, el nueve de septiembre del año pasado. Se ejecutó, pues, nueve meses después.

Al empresario se le acusa de obtener financiamiento de empresas como el Grupo Ofem, soslayándose la triste condición de la línea aérea con pasivos fiscales, laborales y con diversos proveedores y bancos.

Nehme Name fue protegido por años en el gobierno capitalino para evitar que el caso llegara al terreno penal.

albertobarrancochavarria0@gmail.com



Comenta la Nota
PUBLICIDAD