aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bucareli | Jacobo Zabludovsky

El voto ciudadano

Periodista y licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Inició sus actividades period ...

Más de Jacobo Zabludovsky



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Tuvieron que pasar nueve años para que ganaran elecciones ciudadanos apoyados por ciudadanos y no por corruptos que decidían por usted y por mí quién debía gobernarnos

Lunes 15 de junio de 2015

En 2006 voté por un ciudadano sin apoyo de partido político.

Hice público mi pecado y desaté sobre mí la ira de los sacerdotes del templo mayor, únicos vigilantes con título profesional de la pureza de nuestras elecciones. La democracia, pontificaban, requiere de partidos políticos para manifestarse a través del voto.

No hay de otra, clamaban y no le busquen chichis a las culebras.

Tuvieron que pasar nueve años para que ganaran elecciones intermediarios onerosos y frecuentemente corruptos, ciudadanos apoyados por ciudadanos y no por mercaderes de la política lucrativa, la privilegiada y las más de las veces, corruptos que decidían por usted y por mí quién debía gobernarnos. Eran dueños de la piedra filosofal y de esa verdad paridora de un “no te atrevas a discutirme” que los protegía de quedarse sin chambita.

Presumo de haber sido hereje declarado, temprano y claro desde 2006. Ver Bucareli, 15 de junio de 2009: “Hace tres años voté para Presidente de la República por un ciudadano sin partido político. Después de hacer público mi voto recibí ataques por la inutilidad de emitirlo a sabiendas de que no sería contabilizado. El Código Federal de Procedimientos Electorales priva a los ciudadanos del derecho de votar por quien quiere, piedra fundacional de toda democracia, da a los partidos el monopolio absoluto del registro de candidatos”.

Bucareli, 8 de junio de 2009: “Viene una contraofensiva. La gaceta religiosa dijo que la anulación es una actitud antidemocrática. Que debemos votar por candidatos. Representantes de sindicatos afines, líderes charros, gremios empresariales, intelectuales domésticos y artistas exclusivos expresarán su asco al voto nulo. Desde las telenovelas hasta los juegos de futbol se usarán para convencer al público del peligro de la anulación que pone en riesgo a la patria.

Pero no se le pueden poner puertas al campo. La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido. Si se sabe, don Antonio: ha llegado por internet”.

Bucareli, 22 de junio 2009: “El Senado de la República instalará mañana martes una mesa de diálogo, discusión y evaluación ‘sobre el modelo político electoral, con miras a realizar una nueva reforma en la materia para los comicios de 2012’. Manlio Fabio Beltrones, del PRI, presidente de la junta de Coordinación Política, anunció que invitara a la mesa a especialistas, académicos, investigadores y todos los que estén preocupados por el tema, para que opinen”.

Bucareli, 29 de junio de 2009: “Es entonces cuando el presidente Calderón toma el toro por los cuernos y nos aconseja afiliarnos a los partidos políticos. ‘Si se quieren mejores partidos, participe en los partidos y si éstos no convencen, fórmense otros’, dijo. Nunca habló de reformar una ley injusta para que coexistan partidos y otras maneras de registrar candidatos de acuerdo con el espíritu de la Constitución, que hace del derecho de votar por quien uno escoge libremente la piedra fundamental de la democracia. Para el señor Calderón no hay más ruta que la nuestra, como dijo el comunista Siqueiros”.

Bucareli, 6 de julio de 2009: “El voto nulo llegó como la humedad que carcome las paredes de la casa política. Difícil establecer por dónde se coló y por eso tan problemático. Ayer se vio a qué grado sirve para algo tan útil como conmover a quienes nada temen porque tienen el poder por el mango. Debían empezar por cambiarle el nombre. No le va lo de nulo. Influyó como ningún otro factor en el propósito de los votantes. Estimuló la asistencia a las casillas, al poner en manos de ciudadanos irritados una salida a su furia. Una salida tranquila, legal pacífica”.

La insistencia en el tema, que derribó la muralla de los intereses creados, se resume en lo declarado por Manlio Fabio Beltrones, uno de los artífices del cambio, al cerrarse las casillas hace ocho días: “Por primera vez en la historia moderna y democrática del país se votó por la figura de candidatos independientes, gracias a la reforma político-electoral que aprobó el Congreso de la Unión, con lo que se logró fortalecer la pluralidad política, resaltó el priísta. Con la Reforma Política que aprobó la presente Legislatura, por primera vez hubo candidatos independientes que participaron con éxito, algunos de ellos, en la justa electoral, de tal manera que se logró fortalecer la pluralidad política. La alternancia en los gobiernos ya es parte de nuestra normalidad democrática”, enfatizó. Dijo que, a diferencia de elecciones anteriores, las inconformidades disminuyeron de forma drástica y las que pudieran darse tienen vías institucionales de solución y medios de impugnación.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD