aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Demandan a socios hoteles Presidente

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
En el escenario del diferendo entre socios del Presidente Club de Viajes, la cadena hotelera presentó dos demandas por la vía penal y otras por la civil contra la contraparte minorista en la sociedad, en cuyo marco se habla de recursos en entredicho por más de 250 millones de pesos.

Viernes 05 de junio de 2015

Como lo habíamos comentado hace unos días, el capital de la instancia promotora de estancias vía acumulación de puntos de la clientela, lo integran 60% la cadena hotelera y el resto la Operadora Internacional de Propiedad Fraccional.

Esta la representan el hasta hace unas semanas director general del Club, Gustavo Ripol, y el exdirector general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), John McCarthy.

Las querellas apuntan a ellos. De acuerdo al actual presidente ejecutivo de empresa promotora, Daniel Camargo, el conflicto estalló en diciembre del año pasado al detectarse una caída de ventas y una serie de débitos con cargo a la cadena hotelera.

En el escenario, se habla de que el socio minoritario, responsable de la administración, no reportaba la información correcta al Consejo de Administración que encabezaba el propio presidente de la cadena, Ángel Lozada Moreno, y en el que participaban Braulio Antonio Arzuaga Lozada, quien sustituiría a éstos y Federico Bernaldo de Quiroz González.

Más aún, se habla de que el despacho de auditoria externa Deloitte, había planteado en sus revisiones una serie de salvedades ante la imposibilidad de detectar el destino de recursos.

Naturalmente, los documentos fueron del conocimiento del Consejo de Aministración. Sin embargo, se aduce que no se tomaron acciones ante el deseo de darle un voto de confianza a la administración.

El caso es que ahora se acusa a los socios minoritarios de hacer negocios con empresas relacionadas, es decir de su propiedad, además de mantener un pasivo laboral de cara a agentes contratados por ellos.

Estalladas las fricciones, Ripol y McCarthy ofrecieron comprarle su parte a Hoteles Presidente, transmutando a los siete mil socios del Club a otra cadena hotelera, lo que no aceptó la contraparte.

La razón, se aduce, es que existían una serie de pasivos que se iban a heredar a la cadena, pese a que ésta estaba en ese momento dispuesta a pasar por alto los boquetes en los estados financieros.

Además, se señala que aunque se pusieron en la mesa un par de razones sociales de cadenas que tomarían la estafeta, ninguna de las posibilidades estaba consolidada. Fracasada la alternativa, Hoteles Presidente nombró a Camargo como presidente ejecutivo del Club, lo que colocaba a Ripol en condición de subordinarse a sus órdenes, lo que provocó su renuncia.

En el estallido de las hostilidades se habla de que el negocio, constituido el 29 de abril del 2004 para comercializar el programa The Club at Presidente, tenía varios años de ser deficitario; que la administración le entregaba al Consejo de Administración información fragmentada, y que no existía transparencia en los controles contables. Más aún, se plantea que los socios minoritarios ya sabían del tamaño de los boquetes cuando plantearon su oferta de compra. La pelea, como lee usted, está caliente.

Balance general. En lo que constituye un formidable jaque a la Secretaria de Hacienda, la calificadora de deuda Moody’s está condicionando el que la deuda soberana del país mantenga el grado de inversión, es decir certeza plena de solvencia, a que se alcance un promedio de crecimiento superior a tres por ciento durante el sexenio.

De acuerdo a los analistas, el escenario para este año oscila entre 2.4 y 2.8%, proyectando para el próximo una expectativa de entre 3.2 y 3.5.

La agencia mantiene una calificación de A3 en la calidad crediticia del país, fijada ésta a finales del 2014 en la fiebre por la aprobación de las reformas estructurales.

La paradoja del caso es que para la tercera calificadora de Estados Unidos el impacto de la economía de éstas llegará hasta el final del sexenio. Como usted sabe, a partir de noviembre del año pasado, cuando la bola de cristal hablaba de un crecimiento de 3.8%, se han hecho nueve revisiones a las expectativas para este año.

Alargan agonía de Pemex. A petición de Petróleos Mexicanos la Suprema Corte de Justicia aplazó la sesión en que se debatiría una solicitud de amparo de la empresa productiva de Estado contra una sentencia judicial que le obliga a indemnizar a la empresa coreana SK Engineering por supuestos vicios ocultos en un contrato para reconfigurar y modernizar la refinería de Cadereyta, Nuevo León.

El monto en jaque es de aproximadamente 350 millones de dólares.

El reclamo, en el que también está la empresa alemana Siemens, quien decidió levantarse de la mesa, lo avaló la Corte Internacional de Arbitraje con sede en París.

La exposición de motivos para posponer el punto final del asunto habla de que en los próximos días la Corte de Nueva York, que atiende una demanda de Pemex sobre el asunto, daría su dictamen final.

Esta plantea que si la balanza se inclinó hacia el consorcio que ejecutó la obra fue por que las empresas que la integraban otorgaron sobornos a funcionarios de la propia exparaestatal para firmar finiquitos y reconocer facturas ajenas a las tareas realizadas.

La resolución en la Corte se perfilaba a negar el amparo a Pemex.

WalMart a las nubes. En el insólito de un crecimiento espectacular de ventas durante mayo pasado, por más que aparezca en escena el día de las madres, de 7.7% a tiendas iguales, la cadena de autoservicio WalMart registró un crecimiento en la cotización de sus acciones de 3.24%. Los cálculos de los analistas hablaban de un 4.7% de avance, frente a los raquíticos aumentos en los primeros cuatro meses del año. Hace un año las ventas habían crecido 2.8%.

Fue China. La explicación de Altos Hornos de México frente a su sorpresivo anuncio de recorte de inversiones previstas para éste y el próximo de tres mil 900 millones de pesos, además de reducir en 20% su planta laboral, lo que implicaría el despido de cuatro mil 500 empleados y trabajadores, apunta hacia China.

Según ello la caída dramática en el precio del acero en el país la provocó una catarata de importaciones apoyadas en prácticas desleales de comercio.

La debacle, que llega al 70%, se ubica actualmente en el 40%. Las importaciones subsidiadas llegan a siete millones de toneladas. La paradoja del caso es que el país oriental había producido hace un lustro un escenario inverso al plantear una colosal demanda de acero para construir las plantas que ahora lo producen.

Se salvó Korenfeld. Por aquellas cosas raras de la vida, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos aplazó una resolución que apuntaba a exigir a la Comisión Nacional del Agua información sobre los vuelos de su flota aérea en que viajo su exdirector general, David Korenfeld.

La suspicacia apunta a que no fue solo una vez en que se utilizó un helicóptero para uso privado del exfuncionario.

albertobarrancochavarria0@gmail.com



Comenta la Nota
PUBLICIDAD