aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Itinerario Político | Ricardo Alemán

El PRI ganará 6 estados, el PAN 2 y el PRD 1

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato. Ha trabaj ...

Más de Ricardo Alemán



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Miércoles 03 de junio de 2015

A pocas horas de la elección “intermedia” es posible una aproximación a las victorias y/o derrotas de los tres principales partidos, en los nueve estados en disputa.

Como se sabe, se renuevan los gobiernos de Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora.

Lo curioso es que mientras el PRI y el PAN tienen una fuerte presencia en todas las entidades en contienda, el PRD sólo tiene posibilidades de triunfo en dos; Michoacán y Guerrero. Por tanto, el partido amarillo es “el patito feo” de la contienda.

Otra curiosidad es que la elección hará tambalear otro bastión histórico del PRI sin alternancia estatal. Nos referimos a Colima, en donde el panista Jorge Luis Preciado se aproxima a José Ignacio Peralta, quien a todas luces resultó un mal candidato del PRI. Aún así, no hay nada para nadie.

Sin embargo, el PRI ganará de manera holgada otro bastión histórico sin alternancia; Campeche, en donde la alianza PRI-PVEM y su candidato Alejandro Moreno arrasarán al panista Jorge Rosiñol. A sus vez, en Baja California Sur todo favorece al PAN y a su candidato Carlos Mendoza Davis. Sin embargo, autoridades de Estados Unidos detuvieron a un concuño de Mendoza —acusado de vínculos con el crimen organizado—, y sus bonos se fueron al suelo. El incidente es un respiro para el candidato del PRI, Ricardo Barroso Agramont, quien sin embargo parece condenado a la derrota.

La joya de la corona se llama Nuevo León, en donde a pesar de una supuesta campaña independiente, el PRI de Ivonne Álvarez se alzaría con una victoria nada fácil ya que el posible derrotado, Jaime Rodríguez, apodado El Bronco, intentará una protesta similar a la de AMLO en 2006, cuando promovió un plantón desde el Zócalo hasta Reforma.

A su vez, el PRD tiene casi segura la victoria en Michoacán, con Silvano Aureoles, quien dejó atrás a la panista Luisa María Calderón y al priísta Ascensión Orihuela. En realidad la de Michoacán parece una elección pactada. En Guerrero, en cambio, Beatriz Mojica, la candidata del PRD será derrotada por el priísta Héctor Astudillo. El PRD perderá por dos razones; por la división de la izquierda y porque pagan los costos de Iguala.

En Sonora la moneda está en el aire —a pesar de la elección de Estado que lleva a cabo el PAN—, ya que la candidata del PRI, Claudia Pavlovich lleva una ligera ventaja sobre el candidato del PAN, Javier Gándara. En Sonora no sólo se juega el gobierno estatal —y castigo al corrupto gobierno saliente de Guillermo Padrés—, sino el futuro del gobierno de Peña Nieto. ¿Por qué? Porque una derrota provocaría una fractura mortal en el PRI. En Querétaro, en cambio, el candidato del PAN, Francisco Domínguez, se desinfló al final y es probable una victoria del priísta Roberto Loyola.

El de San Luis Potosí será un caso de estudio. No sólo por la segunda victoria del PAN, sino porque el corrupto gobierno de Fernando Toranzo será aplastado por la panista Sonia Mendoza, que derrotará al candidato Juan Manuel Carreras. Será la segunda alternancia inmediata, de PRI a PAN.

Y en el Distrito Federal el gran ganador será Miguel Ángel Mancera, quien operó todo para impedir un solo triunfo de Morena.

En pocas palabras, es probable que el PRI se lleva los gobiernos de Nuevo León, Sonora, Campeche, Guerrero, Querétaro y Colima; que el PAN gane Baja California Sur y San Luis Potosí, en tanto que el PRD ganará Michoacán y el Distrito Federal. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx
Twitter: @ricardoalemanmx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD