aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Itinerario Político | Ricardo Alemán

¡Todos la violaron… y nadie dice nada!

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato. Ha trabaj ...

Más de Ricardo Alemán


Ni el presidente Peña Nieto, y menos el titular de la SEP han explicado las razones por las que mataron la reforma constitucional

Lunes 01 de junio de 2015

No es ninguna novedad que todos los ciudadanos que acceden a un cargo de elección popular —desde el Presidente de la República, pasando por gobernadores, senadores, diputados y alcaldes—, juraron respetar la Constitución y las leyes que de ella emanan.

También son obligados a respetar la Constitución y sus leyes los encargados de despacho, los llamados integrantes de los gabinetes legal y ampliado, en quienes el jefe del Ejecutivo delega buena parte de la responsabilidad del gobierno.

Lo curioso del “respeto” a la Constitución y del juramento que hacen tanto servidores públicos como legisladores que ostentan un cargo de elección popular —incluidos secretarios de Estado—, es que de manera contumaz todos violan la Constitución, todos pasan por encima de sus preceptos y nadie dice nada; no pasa nada, no se sanciona y menos se castiga a nadie. Incluso, para los reputados ministros de la Corte una violación constitucional es igual de grave que patear un bote.

Por eso, porque a todos les vale madre el respeto a la Constitución, vemos monstruosidades como la que anunció la SEP la tarde del pasado viernes, cuando en dos líneas de un comunicado mal redactado, anuncia que de manera indefinida mató el corazón de la reforma educativa: la evaluación de los maestros.

¿Quiénes y por qué razón violentaron la Constitución en materia educativa?

1.— El presidente Peña Nieto violentó la Constitución al avalar que por miedo a las amenazas de la mafia CNTE, se diera el tiro de gracia a la reforma educativa. ¿Quién sancionará al Presidente? ¿Cuál será la sanción?

2.— Han violado sistemáticamente la Constitución los gobernadores de papel de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, los inútiles Gabino Cué, Rogelio Ortega y Salvador Jara, quienes entregaron el control de la educación al nuevo crimen organizado llamado CNTE, que a su vez comete el mayor de los crímenes en una democracia, el de cancelar la educación a los mexicanos más pobres entre los pobres. ¿Quién sancionará a los inútiles gobernadores de esas entidades? ¿Cuál será la sanción?.

3.— Es ya intolerable —y de espanto—, la deficiente actuación del titular de la SEP, Emilio Chuayffet, que el pasado viernes lanzó la piedra y escondió la mano. De su puño y letra el secretario de Educación exhibió una grave violación constitucional al ordenar la suspensión de la evaluación de los maestros. Pero no conforme, también escondió la cara. Nadie, ni el presidente Peña Nieto, y menos el titular de la SEP han explicado las razones por las que mataron la reforma constitucional y violentaron la Carta Magna. ¿Quién sancionará a Emilio Chuayffet? ¿Cuál será la sanción?

4.— El secretario de Gobernación, Miguel Osorio, y su segundo, Luis Miranda, son los principales responsables de solapar a la CNTE y violentar la Constitución en materia educativa. A lo largo de casi tres años, Miranda compra conciencias, negoció la ley y violentó la Constitución, sin que nadie sea capaz de decir y hacer nada. ¿Quién sancionará a Luis Miranda y a Miguel Osorio? ¿Cuál será la sanción?

5.— Los padres de la criatura, de la reforma educativa, sólo dejan hacer y dejan pasar, incapaces de reaccionar ante la violación constitucional tumultuaria de la reforma educativa. Diputados y senadores crean comisiones inútiles por la supuesta violación de los derechos humanos de criminales y —frente a la criminal violación del derecho humano a la educación de millones de niños a causa de la mafia CNTE—, todo les vale madre.

¿Hasta cuándo las violaciones constitucionales tumultuarias?

Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx
Twitter: @ricardoalemanmx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD