aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Itinerario Político | Ricardo Alemán

¡La peor cara de una elección histórica!

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato. Ha trabaj ...

Más de Ricardo Alemán


La del 7 de junio será una elección histórica porque por ley se instauró la censura y la violación constitucional a preceptos básicos para la democracia

Domingo 17 de mayo de 2015

A tres semanas de la elección intermedia muchos mexicanos aún no saben que el 7 de junio deberán acudir a votar. Mas, otros tantos tampoco se han informado del qué o por qué deben votar.

Y es que se trata de una elección poco común y harto anticlimática al grado de que son muchos los ciudadanos que ignoran —por ejemplo—, que está en juego la renovación de la Cámara de Diputados; que se votará por nueve gobiernos estatales, congresos locales, alcaldías y la renovación de los 16 jefes delegacionales y la Asamblea Legislativa del DF.

Sin duda una elección histórica, para bien o para mal.

 

Los diez partidos. Será una elección histórica porque en la boleta aparecerán diez partidos políticos en contienda —PRI, PAN, PRD, PVEM, PT, MC, Morena, Panal, ES y PH—, lo que más que alternativas reales puede provocar una mayor confusión. ¿Por qué?

Porque, por ejemplo, cuatro de esos partidos —PRD, Morena, PT y MC—, se dicen de izquierda y son hijos de la misma casa; el llamado Frente Democrático Nacional, que en 1988 impulsó por primera vez a Cuauhtémoc Cárdenas a una candidatura presidencial. Sin embargo, hay dudas. ¿De verdad esos partidos representan a la izquierda? ¿Son de izquierda? ¿O se trata de un puñado de farsantes y vividores del poder?

La fiebre por el 2018. Será una elección histórica porque la mayor atención mediática y política no está en los candidatos y partidos en contienda sino en la fiebre generalizada por la adelantada sucesión presidencial de 2018. El más cercano antecedente de una presidencial adelantada lo marcó el entonces locuaz precandidato presidencial Vicente Fox, que se destapó el 7 de julio de 1997.

Hoy están en campaña abierta y tramposa, lo mismo Andrés Manuel López Obrador que Marcelo Ebrard; que Miguel Mancera y por supuesto los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle, el de Chiapas, Manuel Velasco y líderes partidistas como Gustavo Madero. Una fiebre que, por lo pronto, ya mató al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

Calderón de vuelta. Será una elección histórica porque por primera vez dejó ver a un ex presidente en abierto activismo político. Inédito ver a Felipe Calderón en campaña, a pesar de que no está en la boleta, en tanto que su esposa, Margarita Zavala, también está de vuelta en la calle, llamando al voto a favor del PAN. ¿Qué buscan los Calderón?

La respuesta está a la vista de todos. Felipe y Margarita van, en ese orden, por la dirigencia del PAN y por la candidatura presidencial de la ex primera dama. Pero al romper uno de los mitos más antiguos del sistema político mexicano —el del fin de la vida política para los ex presidentes—, los Calderón también exhiben la feroz disputa intramuros del partido azul. En el PAN librarán una batalla a muerte Gustavo Madero y su alfil, Ricardo Anaya, y los Calderón. Y es que la presidencia del PAN es paso previo a la candidatura presidencial.

Beltrones, se vuela la barda. Será una elección histórica porque por primera vez un precandidato del PRI se adelantó en el arrancadero. Hoy se puede ver al aún diputado Manlio Fabio Beltrones como uno de los más activos promotores del voto a favor de los candidatos del PRI en todo el país. En semanas, Beltrones será un político desempleado.

Y los hechos confirman la vieja conseja de la política mexicana. El político más peligroso es el político desempleado. ¿Por qué? Porque un político desempleado no tiene lealtad más que para su causa. Y frente a esa lealtad se convierte en promotor de su propia candidatura. Beltrones busca llegar al PRI. Y si en el gobierno de Peña son inteligentes —lo que a estas alturas muchos dudan—, lo harán presidente del PRI. Si no, desde hoy será el más aventajado candidato presidencial del PRI.

Elección en urnas o en tribunales. Será una elección histórica porque buena parte del resultado —tanto la elección de la Cámara de Diputados como los nueve gobiernos estatales y las del DF—, se dará no luego del recuento de los votos depositados en las urnas, sino luego del fallo de los tribunales. ¿Y por qué creemos que la elección se resolverá en tribunales?

Porque si bien no se ha llevado a cabo la parte central de la elección —el sufragio—, ya es evidente que la nueva ley electoral resultará todo un fracaso. Y es que los partidos y sus legisladores cometieron toda clase de excesos y una sobrerregulación que paralizará la elección, anulará el voto y llevará todo a una decisión de tribunales.

El árbitro vendido. Será una elección histórica porque la mejor muestra de que la ley electoral será un fracaso y la elección del 7 de junio una ofensa a los ciudadanos, es que hoy el árbitro electoral, el INE, ya confirmó que es un “árbitro vendido”, que toma decisiones al margen de la legalidad, con criterios políticos y partidistas.

Y el mejor ejemplo es el aval que el INE le dio a Marcelo Ebrard, un confeso delincuente electoral que desesperado busca la protección de fuero —para salvar sus culpas en el fraude de la L-12—, y que el “árbitro vendido” le regaló en la figura de suplente de diputado federal plurinominal. Es decir, el INE solapó a uno de los mayores defraudadores de la historia mexicana.

Las “chingaderas” del INE. Será una elección histórica porque —por si fuera poco—, el mismo INE solapa delitos electorales claros y evidentes cometidos por Morena y su dueño, AMLO, a quien no tocan ni con el pétalo de una rosa, mientras que hacen un muy buen trabajo de sanción al Partido Verde.

El INE debe ser aplaudido por su rigor y puntualidad al sancionar al PVEM, pero ese mismo INE y sus consejeros son delincuentes electorales al solapar el cochinero de AMLO y Morena. El actual INE cavó su propia tumba.

Elección del miedo. Será una elección histórica porque la violencia criminal sin limite en estados como Guerrero y Michoacán —entre otros—, han convertido en regla el miedo a ser candidato; miedo a ser asesinado por ser candidato. Por lo menos 17 políticos vinculados al proceso electoral han sido asesinados en semanas recientes. ¿Esa es una elección confiable?

Censura oficial, estilo Venezuela. Será una elección histórica porque por ley se instauró la censura y la violación constitucional a preceptos básicos para la democracia, como la libertad de expresión y los derechos de prensa. Al más puro estilo de la dictadura de Venezuela, la ley electoral mexicana establece la censura y la sanción civil y penal por ejercer la libertad de expresión.

Elección histórica que, ante el histórico fracaso, anuncia una nueva reforma electoral. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx
twitter: @ricardoalemanmx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD