aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Campos Elíseos | Katia D' Artigues

Raúl Cervantes, ¿aspirante a la SCJN?

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fu ...

Más de Katia D' Artigues



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Viernes 15 de mayo de 2015

Imposible no leer la revista Vanity Fair con Angélica Fuentes en la portada que circula por estos días.

No sólo es por entender el ácido conflicto que una de las mujeres más poderosas de México tiene con su futuro ex marido, Jorge Vergara (sí, el de Omnilife y Chivas) sino por una declaración muy dura sobre otro personaje que podría ser candidato a ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) este año.

Fuentes es una mujer exitosa por derecho propio. De una familia conocida de Ciudad Juárez inició su carrera empresarial en los negocios de su familia, el Grupo Imperial Corporativo, donde se ganó el mote de La Reina del Gas. Comenzó a trabajar desde los 11 años por puro gusto.

Por su apariencia segura de sí misma, a muchos les podría costar trabajo creer lo que vivió en su primer matrimonio (antes de Vergara), pero bien se sabe que la violencia contra las mujeres es algo culturalmente muy arraigado y se da en todas clases sociales.

Eso sí: hizo algo distinto, lo denunció y terminó la relación en donde fue violentada. No sólo eso. Se ha vuelto una voz importante en el tema a través de su fundación.

Sobre la violencia que vivió, ella misma lo comenzó a contar públicamente en reuniones de Omnilife y hasta antes de la entrevista en VF, sólo había encontrado una referencia breve en una nota de Carlos González Sierra en un periódico de Chihuahua. Ahí a ella se le cita diciendo: “En la última ocasión me estaba estrangulando, afortunadamente me soltó, pero fue una situación traumante”.

Ahora cuenta más en la entrevista que le dio a Sabina Berman para VF. Reproduzco el diálogo:

—Te casas con un diputado federal del PRI —recomienzo.

—Brillante —acota Angélica.

—Que bebía demasiado.

—A mí no me gusta poner en contextos negativos a una persona que tiene, como todo ser humano, su valor.

—Yo no dije algo negativo. Sólo dije que bebía, porque eso explica lo que sucedió entre ustedes.

—Yo terminé esa relación —reconoce Angélica—, por un abuso excesivo de violencia en mi contra, por parte de él, y bueno… (Otra vez toma aire). Levanté un acta ante el Ministerio Público con todo lo que implica: fotografías, ir al ministerio con mis abogados, la vergüenza de aceptar, públicamente, a mis cuarenta y pico de años, después de ser una mujer exitosa, con educación, que me había sucedido eso. Te digo más: las heridas físicas se borraron pronto, lo que permaneció fueron las cicatrices internas de la vergüenza y del miedo.

—¿Miedo por qué?

—Miedo porque hubo amenazas. Serias.

—Y, sin embargo, levantaste cargos ante el Ministerio Público.

—Era importante que no quedara como un caso más de una mujer golpeada.

Después reconoce que cuando “sucedió lo de Raúl”, se escondió por meses.

El “Raúl” al que se refiere se apellida Cervantes Andrade, con quien casó en 2005. El mismo que en pasado septiembre pidió licencia a su cargo de senador y presidente del Senado para dedicarse a la “academia”. En realidad muchos lo ubican dentro de una de las dos ternas que en noviembre tendrá que mandar el Presidente para llenar los dos lugares que dejarán en el máximo tribunal Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero.

Pidió licencia desde septiembre para cumplir el riguroso año de no haber sido diputado o senador, entre otros cargos públicos, que marca el Artículo 95 de la Constitución: los requisitos para ser integrante de la SCJN.

En ese mismo artículo está este requisito: “Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena corporal de más de un año de prisión; pero si se tratare de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza y otro que lastime seriamente la buena fama en el concepto público, inhabilitara para el cargo, cualquiera que haya sido la pena”.

 

El 21 de abril entrevisté para mi programa de televisión, Katia 360, a Alberto Anaya, coordinador nacional del PT. Lo cuestioné sobre el por qué no hacía pública su declaración patrimonial. Se comprometió a dármela en exclusiva. Ha pasado casi un mes, y sigo esperando. ¿Por qué les da temor ser transparentes?

 

Pese al mensaje del gobierno federal, de hacer todo el esfuerzo para localizar a los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y continuar con la investigación, al menos parece que el gobierno federal no está dispuesto a dejar que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hable con los integrantes del 27 Batallón como habían pedido.

Lo dijo el martes el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong:

-- -¿En relación a las entrevistas con los soldados cuándo se les va a dar?

--Ha sido muy clara la posición. Hay un proceso, tenemos nuestro propio procedimiento, nuestras leyes y bajo esas normas nos vamos a seguir manejando en México.

Curiosa acotación esa de "bajo esas normas nos vamos a seguir manejando en México", pienso.

Por otra parte, es al menos curioso que la PGR se haya reservado por 12 años (con el argumento de que forma parte de la investigación) datos que el propio GIEI ha señalado como que los detenidos por el caso están en distintas cárceles y cuáles son.

Menos mal que dicho grupo ya tuvo acceso al expediente completo sin restricción.

 

Él lo dijo:

--Somos un partido que tiene muy poco gasto corriente y eso nos hace que tengamos un gasto eficiente. Independientemente de las multas, todavía tenemos el resguardo para llegar bien al día de la jornada electoral... continuamos con las campañas, con enorme austeridad por las multas: Arturo Escobar, vocero del Partido Verde, haciendo cuentas.

 

Ella lo promete:

-- El expresidente Calderón está trabajando con mucho entusiasmo con un modelo de economía sustentable con un grupo de alto nivel que está promoviendo... Seguramente que en el gobierno vamos a diseñar el crecimiento sustentable de por lo menos 50 ciudades medias o pequeñas en nuestro estado y por supuesto que pediremos asesoría de ese grupo de alto nivel: Luisa María Cocoa Calderón, promoviendo que la asesorará, en caso de ganar, su hermano el ex presidente.

katia.katinka@gmail.com
twitter.com/kdartigues
http://blogs.eluniversal.com.mx/camposeliseos/



Comenta la Nota
PUBLICIDAD