aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Por los estadios del mundo | Inés Sainz

La historia se renueva

La mujer del deporte en México @inessains_ofic ...

Más de Inés Sainz



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Martes 12 de mayo de 2015

Se dice que un final marca el inicio de una nueva historia. Ninguna frase podría describirlo mejor; los torneos de futbol alrededor del mundo viven un agónico e incierto final, ése que a su vez nos regala una aventura que está por escribirse y que nos mantiene con una expectativa que sólo este deporte es capaz de generar en las personas.

Hablemos de México y su siempre sorprendente Liga MX, que una vez más, nos dejó atónitos ante la complejidad de quienes lograron dar el paso adelante y dejaron atrás la fase regular, muchos de ellos rompiendo con esquemas y otros más ‘colándose’ de último momento.

Hoy, aquí sólo están los que mejor aprovecharon las oportunidades, los que se aferraron a cierta dosis de suerte, pero también están en la ‘Fiesta Grande’ los que enfocaron toda su energía y dedicación para no dejar pasar la ocasión.

Tigres, como absoluto líder, se jugará la vida ante Santos, en un partido con el sabor del futbol del norte y que en anteriores ocasiones en las que se han enfrentado nos ha regalado buenos dividendos.

América, un equipo fuerte y bien plantado sobre la cancha, le hará los honores al Pachuca, que se mantuvo con un perfil de mediano a bajo durante la campaña regular, pero que se ganó su lugar, gracias al buen cierre que hizo.

Veracruz, sin hacer mucho ruido, permaneció con gran desempeño durante la fase regular, y a pesar de que no cerró tan fuerte, hizo los méritos suficientes para guardar con recelo su lugar. No será fácil, pues veremos qué tanto pesará la experiencia de Víctor Manuel Vucetich, entrenador del Querétaro, su rival en turno.

Finalmente, la chispa la tendremos en una edición más del Clásico Tapatío, aún más teniendo en cuenta que hace más de una década que estos dos no se encontraban en una Liguilla.

Por otro lado, no puedo dejar de dedicar unas líneas a la Champions, que está a punto de conocer a sus dos grandes finalistas.

A pesar de que el Barcelona hizo un partido perfecto en la ida (3-0), saben que no pueden, ni deben confiarse, por lo que se tendrán que aferrar a conseguir ese triunfo en Munich que los enfile hacia su octava final en la Copa de Europa.

La otra llave luce más pareja, y aunque la ventaja la llevan los de Turín (2-1), es bien cierto que pisar el Bernabéu es cosa seria. Ojo al dato, los Merengues han ganado 21 de sus 29 partidos en casa ante equipos italianos y han empatado sólo dos de ellos.

deportes@eluniversal.com.mx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD