aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Política Zoom | Ricardo Raphael

César Duarte, el gobernador más cara dura

mgcd2012@gmail.com www.ricardoraphael.com @ricardomraphael ...

Más de Ricardo Raphael



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas
Entre tantas, quedará como emblemática la colección de mentiras que ha escupido el gobernador de Chihuahua

Jueves 05 de marzo de 2015

Lo importante no es robar sino que te cachen”. Este refrán ya pasó de moda. La nueva versión dice que no es importante que te cachen siempre y cuando lo niegues todo, con énfasis y mucha cara dura.

Es extenso el tendedero donde cuelgan las frases del cinismo: “no tengo nada que esconder,” “no he hecho nada malo”, “mi conciencia está tranquila”, “son ataques de mi enemigo”, “he afectado intereses y por eso me acusan” y la lista no se agota.

Entre tantas, quedará como emblemática colección de mentiras la que ha escupido el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

El 14 de noviembre del año pasado, por la mañana, declaró: “es absolutamente falso, es una calumnia que yo sea dueño o socio de un banco”. Horas más tarde acudieron en conferencia de prensa los directivos del Banco Unión Progreso para precisar que ese mismo señor había aportado, a través de un fideicomiso, 65 millones de pesos para adquirir el 10% de esa institución.

Después, en el programa Punto de Partida que conduce la periodista Denise Maerker, Duarte se vio orillado a confesar que sí invirtió en ese negocio, pero que lo hizo sin querer: “firmo a diario tantos papeles … a lo macho, lo firmé sin leer”.

Menos hipócrita fue su secretario de finanzas, Jaime Herrera, quien aceptó que posee una parte accionaria del banco. Por otro lado, no negó que la tesorería del estado de Chihuahua hubiera invertido 84 mil millones en tal institución financiera, ni que el gobierno de la entidad obtuvo a cambio una tasa de interés dos puntos más baja en comparación con el mercado.

Cuando este escándalo estalló a nivel nacional, Duarte recurrió al manoseado remedio de la teoría del complot. En entrevista con Adela Micha acusó al senador panista, Javier Corral, de quererlo enredar en temas de corrupción para beneficiar al Cártel de Juárez, a quien el mandatario presume haber derrotado.

El líder opositor de izquierda, Jaime García Chávez, presentó una denuncia ante la PGR en contra del gobernador y su secretario por enriquecimiento ilícito, peculado y abuso de atribuciones. De su lado, 43 senadores de la República exigieron que se investigara el asunto.

En México, no obstante, cara dura con poder mata justicia y rendición de cuentas: la lentitud del proceso en contra de Duarte ha servido para alimentar la desconfianza que pesa sobre las instituciones del Estado; la misma a la que el presidente Enrique Peña Nieto hizo referencia durante su gira por Inglaterra.

Y es que hoy no es lo mismo apellidarse Aguirre, venir de Guerrero y ser del PRD que llamarse Duarte, vivir en Chihuahua y ser del PRI.

La gravedad del conflicto de interés se mide en función de la proximidad con el gobierno federal: mientras a los adversarios les meten a la cárcel, a los amigos les regalan banco nuevo.

Pero la indignidad no concluye aquí. Convocado desde la derecha y la izquierda chihuahuenses surgió un movimiento denominado Unión Ciudadana con el propósito de combatir la corrupción del gobierno local.

El pasado sábado 28 de febrero sus líderes citaron a una manifestación en el centro de la ciudad de Chihuahua, pero se toparon con una maniobra del gobernador, quien buscó impedir que los participantes llegaran al punto de reunión.

Duarte repartió volantes falsos comunicando que se cancelaba el evento y mandó cerrar la plaza principal con vallas y patrullas que se colocaron a ocho cuadras a la redonda. También envió individuos con percha de sicario para amedrentar a los asistentes.

Con todo, acudieron más de 2 mil personas al acto de protesta. Es la primera manifestación convocada en México para repudiar la creciente corrupción, y fue exitosa.

ZOOM: Chihuahua ha sido históricamente un lugar donde las rebeliones se precipitan. Así sucedió durante la Revolución y también con la llegada de la pluralidad electoral. Hay que tener un ojo puesto en lo que está ocurriendo por allá.

www.ricardoraphael.com
@ricardomraphael



Comenta la Nota
PUBLICIDAD