aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Historias de reportero | Carlos Loret de Mola

El gobierno de Calderón supo que estaba vivo

Nació en Mérida, Yucatán, México. Es Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) Es conductor del ...

Más de Carlos Loret de Mola



Miércoles 12 de marzo de 2014

El ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, es el principal responsable de que el gobierno de Felipe Calderón haya anunciado la muerte en combate de Nazario Moreno González alias El Chayo en 2010… cuando el capo estaba vivo.

El ex presidente creía absolutamente todo lo que le decía García Luna. Alejandro Poiré funcionaba simplemente como vocero pues aún no era nombrado secretario de Gobernación.

Tras el abatimiento —real— de El Chayo este domingo, Poiré envió un comunicado justificando que en 2010 hizo el anuncio con la información a su alcance. Calderón citó a Poiré en Twitter. García Luna no ha dicho nada: vive en Miami como consultor en seguridad.

García Luna dio por muerto a Moreno basado en la intercepción de una radiocomunicación tras un atroz combate en Apatzingán entre los de El Chayo” y la Policía Federal.

Varios presuntos narcos hablan en tono de duelo del fallecimiento del Doctor, uno de los apodos de Nazario Moreno:

“Recuerden muchachos que nuestro máximo líder ya no está, por así decirlo, El Doctor, que Dios lo tenga donde quiera que se encuentre. Tenemos que seguir adelante, lo tenemos que hacer por nuestra Familia y nuestro pueblo”, adoctrinaba una voz identificada como la de Servando Gómez La Tuta.

Podría ser que en el actual gobierno no quieran irritar a los calderonistas del PAN: les sirven sus votos para las leyes secundarias de las reformas.

Pero pueden arrancar una investigación en la PGR contra los ex altos funcionarios que difundieron una información falsa. No obstante, el zar para Michoacán, Alfredo Castillo, declaró que la “primera muerte” había sido un error involuntario de la administración de Calderón Hinojosa, que seguramente El Chayo salió gravemente herido de aquel enfrentamiento. Es decir, descartó que funcionarios del gobierno anterior se hayan coludido con Moreno para fingir su muerte y dejarlo operar a plenitud.

Sin embargo, reportes de la Secretaría de la Defensa Nacional del gobierno federal anterior, a los que tuve acceso, señalan que desde mediados de 2012, el Ejército, entonces encabezado por el general Guillermo Galván, realizó diversas operaciones en Michoacán. Pobladores de la Tierra Caliente y presuntos delincuentes les testificaron que Nazario Moreno estaba vivo, que había huido a pie de aquel combate y que se movía en la zona serrana de Tumbiscatío y Apatzingán.

Fuentes de alto nivel del sexenio pasado me confirman que esos datos fueron conocidos, compartidos y congelados.

A unos días de haber arrancado el actual sexenio, en la segunda quincena de diciembre de 2012, con base en esa misma información de la administración anterior, la Defensa envió a un grupo de élite al poblado de Cuniques, Apatzingán, a un rancho llamado “Los Caballos”.

Los soldados encontraron documentos firmados por El Chayo y fotografías de él, posteriores a su “muerte”.

El capo cayó abatido tres meses después.

Pudo haber sido antes.

SACIAMORBOS

Monte Alejandro Rubido fue el vocero del gobierno de Peña Nieto que anunció oficialmente el abatimiento de El Chayo. Cuando se informó de su primera muerte, en diciembre de 2010, Rubido era subsecretario de García Luna.



PUBLICIDAD