aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Itinerario Político | Ricardo Alemán

¿Por qué la CNTE es una mafia?

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato. Ha trabaj ...

Más de Ricardo Alemán



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas

Miércoles 04 de septiembre de 2013

Los mafiosos que se escudan en el membrete de la CNTE no se retirarán del Distrito Federal con las manos vacías. ¿Por qué? Porque en su código genético la “derrota” no existe.

Y si bien el Congreso le propinó un severo revés a la CNTE —acaso el más importante en su historia—, también es cierto que esa organización tiene en su futuro una preocupante encrucijada. ¿Y cuál es?

Primero, es secreto a voces que ya iniciaron negociaciones con Gobernación y con mandatarios de Oaxaca, Tabasco y Chiapas, para procesar la derrota. ¿Y qué quiere decir eso? Que si la nueva legislación educativa condena a la CNTE a una virtual desaparición —al desaparecer los depurados sistemas de control corporativo—, sus líderes mafiosos negociarán su paso a una nueva etapa corporativa.

Segundo, que si bien la CNTE es un brazo político y de presión a favor de los grupos de la llamada izquierda, nadie debe olvidar que nació y alcanzó su poder, gracias al PRI y a las alianzas con gobiernos estatales tricolores. Por eso la pregunta. ¿Con quién va a seguir la CNTE?

Es muy probable que el próximo domingo la CNTE aparezca apoyando a AMLO en su movilización contra la reforma energética. Sí, pero también es cierto que en el futuro la única fuente de dinero será el PRI. Y no pasará mucho tiempo para ver a la CNTE coreando a los gobiernos del PRI. Por lo pronto se irán forrados de dinero público y con la boca retacada de billetes; igual que ocurrió con el SME, igual que ocurrió con AMLO en enero de 1992, cuando se llevó 9 mil millones de pesos.

Y si dudan de la mafia que es la CNTE, basta recordar que en 1992 el entonces gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez López, firmó una minuta con líderes de la sección 22, a los que otorga no sólo el control total de la educación, sino incluso impunidad penal y una fuente inagotable de dinero.

El mandatario oaxaqueño concedió a la CNTE el reconocimiento como “Comisión Magisterial de Derechos Humanos”, con personalidad jurídica, no gubernamental, pero reconocida por el gobierno de Oaxaca. ¿Y eso para qué? Elemental, para darle impunidad en su activismo.

Pero no fue todo, en la misma minuta —que se puede consultar en la página La Otra Opinión—, el gobierno de Ramírez López concedió la creación de una agencia del Ministerio Público especializada en investigar y perseguir delitos que tengan como ofendidos y víctimas a los trabajadores de la CNTE.

Y claro, la agencia del Ministerio Público fue financiada por el gobierno del estado, mientras los agentes del MP eran propuestos por la CNTE. Pero no es todo. Esa agencia “se guardará” las averiguaciones previas y procedimientos penales de ilícitos siempre que tengan como ofendidos o víctimas a trabajadores de la educación.

¿Y cómo entender todas esas prebendas? Básico. Porque los maestros reclamaban impunidad para todo un gremio: los maestros delincuentes eran procesados por sus empleados quienes, además, guardaban como secreto de Estado las averiguaciones. Por eso, desde aquel 1992 ningún “maestro” de Oaxaca pisó la cárcel.

Tampoco es todo. El gobierno de Oaxaca se comprometió a otorgar recursos económicos “suficientes par los proyectos de actualización, entrega de materiales de estudio, apoyo didáctico” y todo lo que se les ocurra a los maestros. Es decir, miles de millones de pesos que iban a parar a las bolsas de los líderes mafiosos. Y nadie rindió cuentas.

Y tampoco ahí se acaba. El gobierno estatal y la sección 22 de la CNTE acordaron “la creación de una comisión permanente” del IEEPO y la CNTE, “para la planeación, ejecución y evaluación de los cursos” para capacitar a los maestros. ¿Y eso que significa? Que la mafia de la CNTE se apodera totalmente del sector educativo del estado de Oaxaca, incluidos sus recursos económicos. ¿Y eso qué?

Casi nada, que la mafia de dirigentes se convierte en patrón y empleados; en gobierno y empleados. Y por eso, a pesar de que los profesores no dan clases, el Instituto Estatal de la Educación de Oaxaca les paga, ya que los líderes de la CNTE tienen el control de todo el sector educativo del estado. Y si tienen dudas, hace meses la CNTE tiró al titular de Educación del gobierno de Gabino Cué.

Pero lo más escandaloso de la minuta en cuestión es que el gobierno de Oaxaca le garantiza a la CNTE “un banco de plazas como patrimonio de la Sección 22” de la mafia llamada CNTE. Dicho de otro modo, que la CNTE tiene garantizada para su organización el mayor número de plazas magisteriales, eso sin tomar en cuenta que les regalan becas por 300 mil pesos, apoyos económicos por 5 mil millones de pesos y un fondo de 5 mil millones de pesos para materiales de construcción de viviendas del magisterio.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD