aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Telecom y Medios | Gabriel Sosa

Televisa y Tv Azteca en Dish


Constituido el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a más tardar en septiembre de este año, operará al día siguiente un mecanismo que permitirá a concesionarios de televisión de paga como Dish, acceder gratuitamente a los canales de cobertura nacional de Televisa y Televisión Azteca
Viernes 14 de junio de 2013

Lo que podría ser un incentivo importante para el crecimiento de la empresa de MVS y Echostar, en una temporada favorable para la venta de productos y servicios de telecomunicaciones.

De esta manera, sin necesidad de la ley secundaria, se habrá concretado uno de los objetivos más importantes y polémicos de la reforma: la regulación de la retransmisión de los canales de televisión abierta en los sistemas de televisión de paga (must carry y must offer) para emparejar las condiciones de competencia en el sector.

También será un estímulo importante para la penetración de la tecnología, que muy probablemente superará el 50% de los hogares en el país al término de este año, si consideramos que hasta el primer trimestre de 2013, según la Cofetel, ya 13.4 millones de hogares contaba con servicios de televisión de paga; esto es, casi 54 millones de personas. Por eso, el Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales de Televisión de Paga estima que hasta el mismo periodo 46 de cada 100 mexicanos ya contaban con el servicio.

El artículo transitorio octavo de la reforma constitucional establece, entre otras obligaciones, que los concesionarios de televisión restringida vía satélite (Dish y Sky), “sólo deberán retransmitir obligatoriamente las señales radiodifundidas de cobertura del 50% o más del territorio nacional”. En este supuesto se encuentran las cuatro cadenas nacionales de Televisa (2, 4, 5 y 9) y las dos de Televisión Azteca (7 y 13).

Ahora bien, como se sabe, la reforma incluyó una excepcionalidad en la cesión gratuita de dichos canales para los concesionarios de telecomunicaciones que sean declarados con poder sustancial de mercado, es decir, Telmex y Telcel. La primera tiene un acuerdo con Dish para la comercialización del servicio. Si el IFT demuestra que la empresa de Slim se beneficia “directa o indirectamente de la regla de gratuidad” –como precisa la reforma-, se corre el riesgo de que sean revocadas las concesiones de Telmex y Dish. ¿Esta “amenaza” será un factor para deshacer la alianza entre Slim y Vargas? Ya veremos, pero antes de que IFT determine la existencia de empresas con poder sustancial, Dish tendrá que subir a su red, obligatoriamente, las señales de Televisa y Tv Azteca, y se habrá alcanzado uno de los objetivos clave de la reforma.

TV PÚBLICA

Asimismo, a partir de la creación del IFT, los canales locales de televisión abierta, entre ellos los que pertenecen a los gobiernos estatales o las Universidades, deberán ser retransmitidos, también gratuitamente, en los sistemas de televisión por cable que operen en la misma localidad. En consecuencia, la empresa de la familia Bours, Megacable, estará obligada a reincorporar en sus sistemas decenas de canales de la televisión pública que expulsó como una manifestación de molestia por el contenido de la reforma de telecomunicaciones (véase mi columna del 26 de abril 2013), mientras que en la capital del país, empresas como Cablevisión, Total Play y Axtel Tv, ahora sí retransmitirán en sus redes el canal 21 del Gobierno del Distrito Federal.

En el caso de las “señales radiodifundidas por instituciones públicas federales”, la reforma dice que “todos los concesionarios de televisión restringida” deberán retransmitirlas. Por ese motivo, también al terminar el 2013, Once Tv, del Instituto Politécnico Nacional (IPN); Canal 22, del Conaculta, y Canal 30 del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA, que será la base del futuro organismo de radiodifusión pública), podrán verse en todas las redes de televisión de paga existentes en el país. Lo mismo deberá suceder con el Canal del Congreso, el Canal Judicial y TV UNAM en cuanto lancen sus canales de televisión abierta en la Ciudad de México.

Una de las lagunas que deberán cubrirse en la ley secundaria es sobre la situación de las señales adicionales en un canal digital abierto que optó por la multiprogramación. Por ejemplo, Once Tv ya cuenta con una señal adicional, la 11.2, en su canal abierto digital, con programación destinada a niños y jóvenes. ¿También estarán obligados los empresarios de la televisión de paga a retransmitirlo? En el caso de un canal comercial, estas señales adicionales ¿deberán cederse gratuitamente?

TELEFÓNICA Y MÁS

La televisión de paga tiene un incentivo más en México producto de la reforma: la inversión extranjera directa al 100%. Si bien se trata de un mercado en el que Televisa también es “agente económico preponderante” al tener más del 50% de suscriptores, es un segmento que no deja de crecer. The Competitive Intelligence Unit informó en su reporte más reciente, el del primer trimestre de 2013, que ese segmento y sus servicios convergentes “representó 11.9% de los ingresos totales de las telecomunicaciones en el país, adquiriendo cada vez mayor peso conforme aumenta la oferta de servicios empaquetados, especialmente la banda ancha, que ha presentado destacados crecimientos en periodos recientes”.

Ante este escenario ¿cabe la posibilidad de que la española Telefónica se desligue de Televisa y ofrezca, ahora sí, televisión de paga y servicios de triple o cuádruple play en México? En entrevista concedida ayer (Milenio Diario), el presidente de Telefónica México y Centroamérica, Francisco Gil Díaz, dijo al respecto que “puede ser”, aunque “es algo que todavía no se decide porque hay una serie de ingredientes por definir”.

Para terminar, el programa “Desde la Corte”, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cumple hoy dos años de transmisiones en Horizonte 107.9, del IMER. Mi felicitación al equipo que lo hace posible, en especial a Luz Ma. Sánchez y Alberto Esquivel.



PUBLICIDAD