aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

En chino detener a China

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo, tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pr ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas
Colocado como el objetivo prioritario de la visita del presidente Enrique Peña Nieto en el escenario de su reciente gira al Extremo Oriente el reducir el escandaloso déficit en la balanza comercial de México con China, la tarea pareciera misión imposible
Miércoles 17 de abril de 2013

Solamente el año pasado el desequilibrio entre lo que México le compra a la nación de la muralla y lo que le vende alcanzó el escándalo de 51 mil millones de dólares.

Si extrapolamos la historia de la relación mercantil entre los países, que se inicia formalmente en 1981 cuando China pidió su ingreso a la Organización Mundial de Comercio, el déficit exportaciones-importaciones llega a 311 mil 415 millones de billetes verdes.

El crecimiento promedio anual de las exportaciones chinas a nuestro país es de 31%. Si en 1993 llegaron a México mercancías por 386 millones de dólares, al 2002 se alcanzaban seis mil 224, para saltar a 17 mil 696 en el 2005 y escalar a 45 mil 608 un lustro después.

El año pasado el flujo fue de 56 mil 936 millones de dólares.

Del otro lado de la moneda México le vendió a los chinos 45 millones de dólares en 1993; 654 en el 2002; mil 136 en el 2005; 4 mil 183 en el 2010, y 5 mil 721 en el 2012.

Por cada dólar que factura el país, pues, China alcanza 14.

Y aunque nuestro país pactó la venta de 30 mil barriles diarios de petróleo a la nación oriental, la compra apenas pintaría en el balance… sin considerar que del otro lado de la moneda se prepara la llegada del Dragon Mart, en cuyo escenario los importadores nacionales sólo viajarán a Cancún para comprar al mayoreo.

Olvídense, pues, del costoso viaje a Shangai.

El año pasado las exportaciones de petróleo a China habían contabilizado apenas 409 millones de dólares, 76% menos de los mil 366 facturados en el 2011.

Lo peor del caso, además, es que en tanto la nación de la muralla nos vende productos como computadoras, teléfonos, consolas para videojuegos, acondicionadores de aire, juguetes, neumáticos, módems y computadoras en sistemas, México le vende primordialmente productos primarios como cobre, hierro y plomo; aleaciones y desperdicios de cobre; menos de hierro, aleaciones de cobre castaño, chatarra y desperdicios de aluminio.

En otro plano, mientras las exportaciones Inmex del país, es decir las que requieren la compra de insumos del exterior, alcanzaron el año pasado dos mil 319 millones de dólares, abarcando desde automóviles hasta unidades de control y aparatos de telefonía, los chinos por la misma vía llegaron a 28 mil millones incluidos ensambles de pantalla plana, circuitos modulares, dispositivos de cristales líquidos y partes para telefonía y computadoras.

En el plano de inversión las apuestas de China a México alcanzaban hasta el año pasado 620 millones de dólares ya en actividades portuarias, extractivas o manufactureras.

Cinco son las firmas chinas más importantes que operan en el país: Hutchison Ports Holdings, quien administra puertos en la zona del Pacífico y el Golfo de México; Golden Dragon, quien produce tubos de cobre; Lenovo Group, en computadoras, y las mineras Jinchuan Group y Huaxi Group.

De México participan en China cuatro empresas visibles: el Grupo Alfa, Maseca, Bimbo y Softek

Aunque, a diferencia de Perú y Chile, México no cuenta con un Acuerdo de Libre Comercio con China, el trato que se le ha dado es el óptimo que reclama la Organización Mundial de Comercio.

Son cientos las fracciones arancelarias que han reducido sus aranceles en beneficio de China ya en materia siderúrgica, bicicletas, juguetes…

Se diría que sin los compromisos de un TLC China tiene trato preferencial en México.

¿Alguien habló de detener al dragón?

Balance general

Como lo anticipábamos, ayer, finalmente, contra viento y marea se convocó a los integrantes de las Comisiones de Hacienda y Seguridad Social de la Cámara de Diputados para dictaminar la reforma a la Ley del Seguro Social, en cuyo escenario se homologan las pautas para el cálculo del salario-base de cotización de los trabajadores con las reclamadas para el entero del Impuesto sobre la Renta.

Ante la negativa del presidente de la primera, el panista José Isabel Trejo, para expedir la convocatoria a los integrantes, ésta surgió por parte de los secretarios de filiación priísta.

La intención es que el jueves llegue al pleno el dictamen que modifica el artículo 27 y suprime al 32, en un escenario en que se incrementaría el monto de las cuotas patronales al sumarse a los ingresos salariales diversas prestaciones.

Planteada la propuesta por el legislador priísta Sergio Torres Félix, y cobijada por el líder de la bancada Manlio Fabio Beltrones, la autoria real es del secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Ante la inevitable, la Coparmex había doblado las manos el lunes pasado.

Piedras Negras ya

De aceptar el Departamento de Justicia de Estados Unidos el esquema planteado por el Grupo Modelo para disminuir su potencial en ese país tras la venta del 100% de su capital a la firma sueco-brasileña Anheuser Busch-InBev, el primer acto seria la venta de la planta de Piedras Negras, la más nueva del grupo.

El comprador seria la firma estadounidense Constellation Brands, quien pagaría 600 millones de dólares.

La firma distribuirá en exclusiva las marcas “Modelo” y “Corona” en el país del norte.

La planta producirá, justo, la mayor parte de las exportaciones hacia la nación de las barras y las estrellas.

Realizada la venta de la empresa, la compradora le daría los derechos de las marcas en Estados Unidos a Contellation.

La gran incógnita es hasta dónde se acotaría el precio pactado originalmente para que la firma sueco-brasileña adquiriera el 50% que le falta para tener la totalidad del capital de Modelo.

Esto se había tasado en 20 mil 600 millones de dólares.

Resbalón de Mexichem

Aunque sus ventas del primer trimestre del año alcanzaron un crecimiento 10% mayor a las expectativas, al llegar a 15 mil 421 millones de dólares, el rendimiento de la firma productora de químicos y petroquímicos Mexichem se abatió 25.8%.

La razón, de acuerdo a los analistas de la casa de bolsa Accival, es una caída en los precios de los refrigerantes y fluoratos de China y algunos paros realizados por Petróleos Mexicanos que detuvieron su producción de PVC.



PUBLICIDAD