aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Modelo: ¿Qué sigue?

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo, tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pr ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas
Aunque los expertos no descartan el que la contraparte del Grupo Modelo, la firma belga-brasileña Anheuser-Busch InBev, ahíta de obstáculos, se rajara de la operación de compra del 50 por ciento de ésta, la posibilidad le costaría pérdidas multimillonarias a las dos partes.
Miércoles 06 de febrero de 2013

Apostándole temerariamente al sí del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Modelo e InBev habían ya consolidado sus estados financieros, lo que implicó un costoso procedimiento contable.

Más aún, los belgas tenían ya el control de áreas sustantivas, entre ellas la jurídica, recursos humanos y, naturalmente, la operación.

De hecho ya se habían tomado decisiones para reducir la planta de personal, adelantando jubilaciones y reduciendo la capacidad instalada de las plantas de la cervecera en Torreón y Mazatlán.

Y si le seguimos, se perfilaba ya como nuevo presidente de la empresa resultante de la fusión el brasileño Ricardo Tadeus, mientras Claus Von Beseber se había hecho cargo ya de la Secretaría del Consejo de Administración.

En la historia reciente, del plato a la boca se cayó, ante la oposición del órgano antimonopólico de los Estados Unidos, la operación por la que la entonces poderosa AT&T adquiriría a la alemana Deutsche Telekom AG T-Mobile en diciembre de 2011.

La operación se había pactado en el escándalo de 34 mil millones de dólares.

Y desde otro ángulo, los reguladores de la Unión Europea bloquearon la posibilidad de que el Deutsche Bank alemán adquiriera NYSE Euronext.

Más allá, se canceló la alternativa para que UPS adquiriera a la también firma de mensajería TNT Express, cuya operación se había pactado en siete mil millones de billetes verdes.

Ahora que si los belgas decidieran mantener el dedo en el renglón habría dos caminos: Aceptar la venta de activos para disminuir su poder de mercado en los Estados Unidos que con Modelo alcanzaría el 46%… o hacerle la guerra a los reguladores estadounidenses vía los tribunales internacionales.

En cualquiera de los dos casos el cierre de la operación podría alargarse al menos medio año.

El grupo Modelo había confiado en que la autoridad antimonopólica de los Estados Unidos aceptara lo que ubicaba como una salida salomónica, el vender su distribuidora en ese país, Crown Imports, a la empresa distribuidora Constellation, lo que quitaría a InBev la posibilidad de controlar los centros donde reina su marca estelar: Budweiser.

La operación se había pactado en mil 800 millones de dólares.

De acuerdo a los analistas estadounidenses, el precio que pide la Casa Blanca para autorizar la operación es la venta de una de las plantas que tiene la empresa Anheuser Busch-InBev en ese país, cuya propiedad pasó hace tres años a los belgas en una operación de 52 mil millones de dólares.

La paradoja el caso frente al embrollo, es que cuando se dio la colosal operación, en cuya carambola InBev se adjudicaba el 50.52 por ciento que tenía Anheuser-Busch del Grupo Modelo, éste se inconformó por lo que consideró un atropello que le impedía decidir con quién se asociaba.

El asunto llegó a los tribunales, por más que el round lo perdería finalmente Modelo.

Al paso de los meses las relaciones entre las dos firmas se fueron normalizando, hasta llegar a pactarse lo que hoy está en la cuerda floja.

¿Se atrevería InBev a desafiar en los tribunales internacionales al Departamento de Justicia de los Estados Unidos?

Balance General

De acuerdo a uno de los consejeros de Petróleos Mexicanos, hace tres años, ante el grave deterioro de los ductos de aire acondicionado del edificio B del complejo corporativo de la empresa pública, se le pidió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público una partida para una reparación mayor.

La respuesta fue negativa, en más de lo mismo de una consigna para rechazar las propuestas de la paraestatal, en la sospecha de corrupción.

Lo grave del caso es que no se haya insistido por la vía conciliadora o la presión del sindicato.

La dependencia la manejaba entonces Ernesto Cordero.

En la misma ruta, la falta de mantenimiento a los complejos petroquímicos provocó que éstos se volvieran chatarra.

Otra contra Telmex

Colocada aún en la polémica la histórica resolución del pleno de la Comisión Federal de Competencia de aceptar un recurso de reconsideración de Telcel, lo que implicó anular la madre de todas las multas impuestas por la dependencia contra una empresa por presuntas prácticas monopólicas, ya está en camino otra.

Ayer la instancia antimonopólica encabezada por Eduardo Pérez Motta le notificó a Teléfonos de México una resolución de cara a un procedimiento por presuntas prácticas monopólicas en los servicios mayoritarios de arrendamiento de enlaces delicados locales y de larga distancia nacional.

En el juicio se involucró también a la principal subsidiaria de la firma encabezada por Héctor Slim, es decir Teléfonos del Noreste (Telnor).

Anteriormente la Comisión Federal de Telecomunicaciones le había señalado a la firma obligaciones específicas en la materia.

La investigación se abrió en abril del 2010 por supuestas prácticas monopólicas relativas.

Cemex como Axtel

En una maniobra similar a la recién realizada por Axtel para disminuir la presión de sus deudas de mediano plazo, Cementos Mexicanos está proponiendo a los tenedores el canje de obligaciones convertibles que vencen en el 2015, 2016 y 2018 por bonos de deuda en circulación.

La alternativa está sujeta al visto bueno de la asamblea general ordinaria de socios a que está convocando la empresa para el 21 de marzo próximo.

La firma encabezada por Lorenzo Zambrano plantea nuevas colocaciones de obligaciones.

TV vía fibra óptica

La oferta con que Axtel entra al triple play con servicios de televisión de alta definición tiene un plus frente al resto de la competencia: la posibilidad de pausar o reiniciar un programa ya empezado, y de grabar todos los programas que se deseen a la vez.

La oferta alcanza en principio sólo a la ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Aunque ésta no incluye los canales de televisión abierta, habría la posibilidad de colocar un dispositivo para adaptarlo a la antena tradicional.

Naturalmente, el servicio se colocaría en paquete con telefonía e internet.



PUBLICIDAD