aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Gran Angular | Raúl Rodríguez Cortés

Permisos falsos y robo de gasolina



COLUMNAS ANTERIORES

Viernes 15 de febrero de 2013

Esta columna denunció desde el 6 de septiembre de 2010 la falsificación de permisos de la Secretaría de Gobernación para operar casas de juego con apuestas, específicamente la licencia DGG723/1997, que autorizaba ilegalmente la operación de dos empresas formalmente constituidas: Comercial de Juegos de la Frontera (UNO), de Miguel del Río Liquidano con sede en Ciudad Juárez; y Big Bola, de Javier Rodríguez Borgio con operaciones en Boca del Río y Tlalnepantla. (http://cort.as/3Bc8).

También en este espacio, pero el 9 de marzo de 2012, le informé que uno de los clientes de la banda de robo de combustibles detenida por la PGR el 24 de febrero de ese año por sus actividades ilícitas en Querétaro y el Bajío, era Gasolineras Grupo Mexicano, de Javier Rodríguez Borgio, dueño también de la casa de juegos con apuestas Big Bola. (http://cort.as/3SKK).

La investigación AP/PGR/QRO/QRO-IV/090/2012 sobre robo de combustible (actividad que generó a Pemex pérdidas estimadas en 3 mil millones de pesos entre enero y abril del año pasado por la sustracción ilegal de 300 mil barriles de gasolina) llevó a fincar responsabilidades contra el Grupo Gasolinero de México por comercializar el combustible robado, pero también permitió a la PGR jalar la hebra de la falsificación de su licencia para operar casinos.

De manera que el pasado 5 de febrero, el juez 35 penal en el DF, Gilberto Cervantes Hernández, solicitó la intervención de la Procuraduría de Justicia capitalina para aprehender y presentar en el Reclusorio Norte a Rodríguez Borgio, Jorge Buelna Serrano y Tomás Alejandro Tarín Pérez. Los tres son probables responsables, en el carácter de coautores materiales, de los delitos de uso de documentos falsos y fraude procesal, según la investigación 324/2012.

La averiguación asienta que Rodríguez y coacusados habrían falsificado un documento en agravio del empresario estadounidense John Richard Long para intentar apoderarse de la empresa Casinos Comercial de Juegos de la Frontera y que también habrían falsificado un supuesto contrato de compra-venta (del permiso) con fecha 15 de mayo de 2003 para abrir los casinos Big Bola.

Aquí le informé aquel 6 de septiembre de 2010 que el permiso había sido expedido a favor de Miguel del Río Liquidano (socio de John Richard Long) el 18 de diciembre de 1997, pero su titularidad fue reclamada por Rodríguez Borgio mediante la falsificación del permiso, lo que llevó a un juicio civil que favoreció a este último.

El autor de esta maquinación, y no dude usted que pieza clave en los recientes escándalos de corrupción en casas de juego con apuesta, es Roberto Correa Méndez, director de Juegos y Sorteos al inicio del gobierno de Felipe Calderón, cuando el subsecretario era Abraham González Uyedea y el secretario Francisco Ramírez Acuña.

Instantáneas

1. MENONITAS. Y ya en el seguimiento de asuntos aquí denunciados, ¿recuerda el conflicto por el control del agua entre productores menonitas, ejidatarios de Chihuahua y la mina canadiense Mag Silver del que le informé el pasado 29 de octubre (http://cort.as/3SUH) y que dio lugar al asesinato de Ismael Solorio Urrutia, dirigente de El Barzón Chihuahua? Pues hoy se sabe que la PGR tiene 10 expedientes abiertos de desarrolladores menonitas, presumiblemente encabezados por Bernhard Dueck Kornelsen, que desmontaron grandes extensiones de terreno y las abrieron al cultivo sin permiso de uso de suelo. Además, perforaron pozos con títulos falsos y los arrendaron con opción a compra a familias menonitas jóvenes. La investigación revela que Kornelsen y socios constituyeron empresas inmobiliarias que vendieron los predios Santa Rita, San Germán, El Calero y otros, en el municipio de Villa Ahumada. Asegura también que clonaron pozos al abrir más de uno amparados en un solo documento, y construyeron obras hidraúlicas ilegales.

2. CONFIRMACIÓN. Tres declaraciones ha hecho el papa Benedicto XVI después del anuncio el lunes pasado de su abdicación a partir del próximo 28 de febrero: en una dijo que la decisión la tomó libremente y por el bien de la Iglesia; en otra consideró que ésta se encuentra desfigurada por la hipocresía y la división del clero; y en una más invitó a quienes lo sucedan a hacer valer las decisiones del Concilio Vaticano II para que la Iglesia realmente se transforme. Esto confirma lo dicho aquí en la anterior entrega: le faltaron fuerzas al Papa para enfrentar la gravísima crisis de la Iglesia.

3. DESCLASIFICACIÓN. Por cierto que ayer la Corte de Rhode Island, EU, ordenó abrir a quien quiera consultar los documentos que tenían calidad de clasificados de la orden mexicana de Los Legionarios de Cristo, caída en desgracia por los abusos sexuales contra niños y jóvenes cometidos por su fundador, Marcial Maciel.



PUBLICIDAD