aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Historias de reportero | Carlos Loret de Mola

Calderón ya no vive en Los Pinos

Nació en Mérida, Yucatán, México. Es Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) Es conductor del ...

Más de Carlos Loret de Mola



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas
Miércoles 31 de octubre de 2012

Antier lunes, el jefe de la oficina de la Presidencia de Calderón, Gerardo Ruiz Mateos, entregó las llaves de la residencia oficial de Los Pinos al secretario particular de Peña Nieto, Erwin Lino. Así lo revelaron fuentes cercanas a ambos.

No hubo ceremonia ni reflectores. Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto ya habían recorrido juntos las instalaciones estrenadas hace casi un siglo, en 1935, por el presidente Lázaro Cárdenas del Río, quien por razones imaginables cambió el nombre del lugar de La Hormiga a Los Pinos. El paseo se dio en el mejor de los ambientes, tras una de las 10 tersas reuniones —sólo han sido dadas a conocer públicamente seis— de transición que han encabezado los dos mandatarios.

El actual presidente de México no quiso repetir con Peña lo que le hizo Fox a él —no se fue de Los Pinos sino hasta el 30 de noviembre— y entregó las llaves con un mes de anticipación. Según fuentes, el presidente Calderón no volvió a su casa de la colonia Las Águilas, del Distrito Federal. sino que provisionalmente vive con su familia en una residencia que le prestaron cerca de Los Pinos.

Cuentan algunos que los acompañaron que, ya en confianza, Calderón mostró a Peña su vestidor en el conjunto de dos cabañas que habitó durante su gestión. Éstas fueron edificadas en tiempos de José López Portillo para sus hijos, Vicente Fox las convirtió en la casa del mandatario en turno y ahí se siguió Calderón.

En el recorrido que hicieron juntos los presidentes Calderón Hinojosa y Peña Nieto, el saliente recomendó al entrante que no viviera en las cabañas porque no iba a caber con toda su familia: los Peña Rivera son ocho en total.

El equipo de transición de Peña alista varios cambios: la residencia Miguel Alemán volverá a tener el carácter de casa privada de la familia del presidente que tuvo hasta el último mandatario priísta, Ernesto Zedillo, para lo cual deberán deshacerse de las adaptaciones de tablarroca con las que el staff de Vicente Fox —quien llegó soltero a Los Pinos y requería menos espacio familiar— convirtió ese edificio en oficinas.

El futuro primer mandatario contempla tener su despacho en la residencia Lázaro Cárdenas, donde tuvieron sus escritorios las dos “primeras damas” más recientes, Martha Sahagún de Fox y Margarita Zavala de Calderón. Los primeros meses del nuevo sexenio, en lo que culminan las citadas remodelaciones, los Peña Rivera contemplan quedarse en la casa que habitan actualmente.

La entrega-recepción de Los Pinos, en un ambiente de cortesía y colaboración, es sólo una muestra de lo que ha sido la transición Calderón-Peña, a decir de muchos que han tenido acceso a varias, la más suave de la historia reciente de México, a pesar de tratarse de dos políticos emanados de diferentes partidos políticos.

SACIAMORBOS

¿Otro? Con ocho párrafos de “Saciamorbos” basta por hoy, ¿no?



PUBLICIDAD