aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Candil de Galicia…

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo, tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pr ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver todas sus columnas
Conminado por el Congreso a explicar la extraña relación amorosa que mantiene con la región de Galicia, España, el director general de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, salió ayer a tratar de justificar actos que parecen injustificables
Viernes 28 de septiembre de 2012

Estamos hablando del contrato otorgado, a espaldas del Consejo de Administración de la paraestatal, a los astilleros Navantia Ferrol y Barreras de Vigo para la construcción de dos hoteles flotantes con etiqueta de lujo, cuyo costo ascendería a 380 millones de dólares.

A éste, cuyo firma llegó como tanque de oxígeno para una región sumida en un desempleo que alcanza al 19% de la población económicamente activa, y para firmas con una sequía de cinco años sin actividad, se suma otro firmado a su vez para la construcción de 14 buques remolcadores.

En este caso la inversión es de 315 millones de dólares.

Haga de cuenta que en México no existen astilleros, o que éstos estarían en la tercera división.

De acuerdo al intento del director general de la empresa pública de razonar lo irracional, México obtendría a cambio una concesión para instalar en la zona gallega su primera terminal en Europa para mezclado de petróleo pesado y ligero.

La inversión reclamada sería de 70 millones de dólares.

En total, nuestro país suma apuestas con Galicia por 760 millones de billetes verdes, equivalentes a casi 10 mil millones de pesos.

La paradoja del caso es que en su cita ante los medios de comunicación Suárez Coppel se hizo acompañar de algunos representantes de astilleros nacionales en calidad de paleros, en cuyo escenario se habló de que las empresas instaladas en el país no tendrían capacidad para construir los hoteles navegables con capacidad para 600 huéspedes.

Sin embargo, el punto fino del asunto es la inexistencia de una licitación internacional, que en tal caso abriera el escenario a otros astilleros internacionales en busca de mejor precio.

Sin embargo, se debió abrir una rendija, como lo hace cualquier país del planeta, para que los barcos con 131 metros de eslora y 27 de manga, tuvieran un mínimo contenido nacional.

La regla es de 35%.

Ahora que frente a las críticas que hablan de un negocio alterno de la paraestatal, algo así como un nuevo Titanic, se adujo que los hoteles flotantes serían para empleados de la paraestatal que trabajan en plataformas marítimas.

¿Con camarotes de lujo?

El escándalo nació en junio pasado al anuncio… por parte de la Xunta de Galicia, de un contrato para la construcción de 14 remolcadores y un barco flotal, a soslayo de las inversiones realizadas por los astilleros mexicanos justo a la espera de una licitación que nunca llegó.

La justificación de Pemex fue que los astilleros de Galicia habían acumulado un gran prestigio internacional, y que en último caso habría participación de las empresas nacionales en el proceso.

A lo mejor apretando tornillos.

Lo cierto es que el amor desmedido de Pemex, de Suárez Coppel o del gobierno panista en general por la causa gallega se encendió después de la visita al país del presidente español Mariano Rajoy… quien nació justo en Galicia.

Del tamaño del colosal regalo otorgado por México a la causa de la región ibérica habla el que la campaña para la relección del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, se sustenta, justo, en el “logro” que permitió salvar tres mil plazas de empleo.

El común denominador entre los dos políticos hispanos y el presidente Felipe Calderón es su ideología conservadora. Derechista, pues.

¡Viva Galicia!

Y que se frieguen los astilleros nacionales en su pretensión de crear cinco mil nuevos empleos para atender requerimientos de Pemex.

Candil de los gallegos…

BALANCE GENERAL

Aunque desde la superficie aplaudían la “valiente” actitud de los legisladores priístas y panistas al darle cauce a la propuesta de reforma laboral del presidente Felipe Calderón, en los sótanos la Coparmex y la Asociación de Bancos de México cabildeaban ferozmente por modificar el dictamen.

El eje del descontento, incluido entre los puntos reservados por las propias bancadas de uno y otro partidos, eran las barreras que se colocaron para el despliegue a toda vela del ejercicio de tercerías conocido como outsourcing.

Estamos hablando de la posibilidad de subcontratación de personal de las empresas vía otra alterna.

La manzana de la discordia es que la posibilidad, dado su carácter especializado, no puede abarcar la totalidad de las actividades del centro de trabajo, además de limitarse el que se dupliquen actividades de los trabajadores en nómina directa.

El caso es que la mayoría de los bancos contrata al 99% de su personal por esa vía, como lo hace, en un porcentaje ligeramente inferior, la cadena de tiendas Walmart, para no hablar de firmas como Omnilife.

PLASCENCIA EN EL BANQUILLO

Acusado, al inicio del régimen, por el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, de emplear los viáticos otorgados por la dependencia para acudir a una reunión en Ginebra de la Organización Internacional del Trabajo en su calidad de presidente de la Concamin, para pasearse en París, Ismael Plascencia Núñez está otra vez en problemas.

Acaba de expedirse una orden de aprehensión en su contra y la de su hermano, Luis Sergio, por un supuesto fraude de 3.5 millones de pesos.

La denuncia la presentó ante la Procuraduría de Justicia capitalina la empresa de bienes raíces Norpe.

La acusación concreta habla de la expedición de un pagaré apócrifo.

Los afectados le firmaron a los hermanos un documento en blanco supuestamente para agilizar la entrega de un crédito de la Metrofinanciera… que convirtieron en un pagaré a su favor para cobrar la cantidad.

Ismael endosó el documento a favor de Luis Sergio.

Por lo pronto, la quejosa logró el embargo de 154 viviendas de interés social construidas por la firma de los Plascencia.

Ismael Plascencia Núñez fue presidente, además, de la Cámara Nacional de Vivienda.

CHOCOLATES A GRANEL

Con una inversión de 200 millones de dólares la firma alemana Ferrero construirá una planta fabricante de chocolates en el estado de Guanajuato, a cuya vera se crearán 500 empleos.

La empresa enfrentó hace algunos años un conflicto de derechos de autor con un mexicano que la acusó del plagio de un hipopótamo azul de su creación que participaba como personaje en la serie Kolitas.

El litigio, cuya manzana de la discordia era la impresión de la figura en etiquetas del producto Kinder Sorpresa de la compañía teutona, se prolongó durante meses, con la novedad de que el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual se hizo a un lado.



PUBLICIDAD