aviso-oportuno.com.mx

Suscrbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Acorralan a Coca Cola

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo, tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pr ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES

La sorpresa llegó hace unos días a la asamblea de accionistas de Coca Cola Company, la matriz mundial de las firmas productoras de la bebida gaseosa, cuando uno de los accionistas le preguntó a quemarropa a su presidente, Muhtar Kent, sobre la existencia de una serie de demandas en México, que a su juicio podrían provocarle daños por mil millones de dólares.
Jueves 07 de junio de 2012

El interpelado negó el asunto (“No hay investigación alguna de la autoridad de competencia contra la firma, ni denuncia de cualquier otra índole”), tras hacer un largo recuento de expresiones de políticos al interior y exterior de Estados Unidos en elogio de la empresa y su actividad de responsabilidad social.

Entre los aludidos estaba el presidente Felipe Calderón, quien felicitó hace unos meses a la empresa por su compromiso con el desarrollo sustentable, al sembrar 31 millones de árboles.

Lo cierto es que el principal directivo de Coca Cola mintió… parcialmente. Aunque 15 de sus embotelladoras en el país están litigando una multa por desplazamiento indebido de la competencia aplicada por la Comisión Federal de Competencia, el expediente del caso está cerrado.

Sin embargo, están en los tribunales una serie de denuncias promovidas por un exfuncionario de la filial en México de The Coca Cola Export Corporation, a quien se despidió ilegalmente hace cinco años.

De hecho, la semana próxima los tribunales laborales expedirán una sentencia definitiva que podría derivar en la exigencia de que se le otorgue una indemnización adecuada a la que la firma en Estados Unidos entrega a sus funcionarios.

El problema surgió cuando Ángel Alvarado Agüero, a quien se despidió bajo cargos de haber violado el código de ética de la compañía, se enteró que no era empleado de ésta, sino de una outsourcing denominada Servicios Integrales de Administración de Alta Gerencia.

Su guerra, pues, se inició para demostrar que no sólo era funcionario de The Coca Cola Export Corporation, sino que la supuesta outsourcing la había creado la compañía en ejercicio de simulación, justo para escatimar prestaciones.

La tenacidad lo llevó a ubicar el acta constitutiva de la outsourcing que demuestra que ésta se integró con aportaciones de The Coca Cola Export Corporation.

De hecho, tienen la misma dirección en la calle de Rubén Darío.

De acuerdo al esquema, The Coca Cola Export Corporation trabaja sin empleados, y Servicios Integrales de Administración de Alta Gerencia los tiene por cientos.

Más allá del documento, que misteriosamente se extravió en los tribunales, lo que obligó a una larga faena para reponerlo, Alvarado Agüero tiene una copia certificada de un cheque que se le entregó el cuatro de mayo de 2007 la firma Servicios Integrales de Administración de Alta Gerencia, en cuyo ángulo superior derecho aparece el logotipo de Coca Cola.

La paradoja del caso es que el propio presidente mundial de la compañía, al ser conminado por el accionista incómodo, se refirió a Alvarado Agüero como ex empleado de la empresa, señalando sin embargo, que sus reclamos no tienen sustento.

El problema para la compañía es que en el alud provocado por la tenacidad de su ex ejecutivo de mercadotecnia, alguna vez comisionado en Costa Rica, está provocando una investigación por parte del Sistema de Administración Tributaria, por presunta elusión fiscal.

Más allá, el caso ha estimulado análisis de despachos especializados sobre el peligro en que se ubican las empresas gigantes que crean sus propias outsourcing para cubrirse frente a eventuales demandas laborales.

Como usted sabe, las outsourcing o tercerías son firmas ajenas a la contratante que se dedican a realizar tareas específicas.

En la carambola, además, se está revisando una práctica del Instituto Mexicano del Seguro Social que exige responsabilidad solidaria a las empresas contratantes cuando la tercería incumple sus responsabilidades.

De hecho, la idea es elevar la exigencia a rango de ley.

Coca Cola, pues, está en el callejón.

David contra Goliat.

Balance general

Colocada en la mesa con opción de carambola de dos bandas: inhibir el consumo del producto e incrementar la recaudación fiscal para atender los problemas colaterales, hete aquí que el aumento de el impuesto para cigarros ha resultado contraproducente.

De entrada, el año pasado la Secretaría de Hacienda recaudó 11 mil 717 millones de pesos menos de lo previsto. Más allá, el contrabando se ha multiplicado al infinito, con la novedad de que el producto llega al país sin marbete, es decir sin autorización oficial para expedirse.

Estamos hablando de saldos,

Las cajetillas consumidas por jóvenes, a riesgo de su salud, se venden entre 10 y 15 pesos, la mitad o menos de las producidas en el país.

Impugnan a Napo

Bajo el argumento de que la Secretaría del Trabajo incurrió en una aberración jurídica al concederle la toma de nota como dirigente del sindicato minero a Napoleón Gómez Urrutia, la Alianza Minera Nacional, encabezada por Héctor Jiménez Coronado, impugnará el acto ante los tribunales.

Como usted sabe, detrás de la reversa de la dependencia está una resolución de la Suprema Corte que acota la discrecionalidad de ésta en el procedimiento, por más que le concede facultades para analizar la legalidad del expediente, es decir si la elección y el elegido no violentó los estatutos internos del sindicato.

La principal objeción del organismo que agrupa a 14 mil de los 23 mil trabajadores de la industria, es que Gómez Urrutia nunca fue minero… por más que el Grupo Peñoles le expidió una constancia de peón de minas a salario mínimo… con la novedad de que el lapso en que presuntamente había laborado coincide con la época en que estudiaba en la Universidad de Harvard.

Según ello, pues, la Secretaría del Trabajo actuó en automático frente al riesgo de ser acusada de desacato.

Otra para ICA

La filial del grupo ICA, ICA-Fluor, acaba de ganar un contrato de Petróleos Mexicanos por 95 millones de dólares para construir una plataforma marina en el campo Ku-Maloob-Zaap ubicado en el Golfo de México, frente a las costas de Campeche.

El yacimiento se ubica como el séptimo mayor del planeta.



PUBLICIDAD